Bajarán cortina 7,500 tiendas en Guadalajara

Foto: Archivo/El Economista

Modificaciones fiscales, bajas ventas e inseguridad, las causas del cierre: Antab

Guadalajara, Jal. A casi tres meses de la entrada en vigor de la reforma hacendaria, en Jalisco sólo tres de cada 10 tiendas de abarrotes están en condiciones de cumplir con las disposiciones que conlleva su afiliación obligatoria al Régimen de Incorporación Fiscal.

El presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Abarrotes (Antab), Víctor Guillermo Hernández, advirtió que 25% de los 30,000 abarroteros locales, es decir, 7,500, bajará la cortina este año ante las dificultades que implica el cumplimiento de la reforma hacendaria, la caída en ventas originada por los nuevos impuestos y los problemas de inseguridad que se han agravado en la ciudad.

“La obligación de facturar electrónicamente es uno de nuestros principales problemas, porque la mayoría de las tiendas de abarrotes no tiene la capacidad de adquirir y manejar un equipo de cómputo, ya que 55% de los propietarios es jubilado y pensionado y no saben usar una computadora; mucho menos los programas que el SAT (Servicio de Administración Tributaria) está utilizando”.

El dirigente añadió que además de las dificultades para la tributación, con la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los alimentos de alto valor calórico -como refrescos, botanas y pan dulce- las ventas del sector abarrotero disminuyeron 35 por ciento.

Y es que según Hernández los fabricantes de esos productos no sólo aumentaron 8% de IEPS, sino que desde la segunda quincena de diciembre a la fecha suman tres los incrementos que han aplicado las empresas refresqueras y las productoras de botanas y golosinas. Lo anterior -dijo- representó un aumento de entre 25 y 30 por ciento.

Inseguridad

Añadió que tras año y medio de que el sector puso en práctica la campaña Negocio Alerta, la seguridad “no mejora a pesar de reuniones con alcaldes y con directores de las policías municipales”, situación que se suma a la decisión de muchos comerciantes de abandonar el negocio.

Según los registros de la Antab entre 14 y 16 asaltos diarios se presentan en la zona metropolitana de Guadalajara. En lo que va del año cuatro comerciantes fueron asesinados al momento de ser asaltados.

También las extorsiones nos ha pegado mucho, sobre todo en el oriente de la ciudad. Si no cooperas con la cuota que te piden te dicen que van a dañar el negocio, te lo van a quemar o le van a hacer daño a tu familia”, subrayó.

Indicó que el “cobro de piso” va desde 2,000 y hasta 5,000 pesos, según las denuncias de los afiliados a la asociación.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Romo, El Economista