Cobradores actúan con impunidad

Foto: Archivo / elempresario.mx

Aún persisten prácticas nocivas contra deudores y no existen leyes que impidan a alguien llamarte por teléfono a determinada hora.

“¡Ya les dije que ya pagué!” o “¡Aquí no vive esa persona!”, son algunas de las frases más recurrentes de clientes acosados por despachos de cobranza.

Y es que a pesar de que existe un código de ética para terminar con las malas prácticas de los cobrones, la realidad es que los usuarios están desamparados ante este tipo de abusos.

El año pasado la Condusef recibió 19,400 quejas por parte de usuarios en contra de estos abusos, 45% más que en el 2008.

“No existen leyes que impidan a alguien llamarte por teléfono a determinada hora y que además te acosen o insulten”, dice Javier Velázquez, cofundador de Resuelve tu Deuda.

Agrega que por ejemplo, “el código de ética de los cobradores tiene algunos puntos cuestionables, como el de llamar a horas ‘adecuadas’ que para ellos es de 6 de la mañana a 11 de la noche”.

Por su parte, la Condusef sólo puede dar recomendaciones, ya que no tiene autoridad jurídica para actuar contra los abusos. “El cobro no es en sí un servicio financiero”, argumenta Luis Amado Castro, director general de Servicios Legales del organismo regulador.

Pocos avances

“Lo más que hemos podido avanzar es en celebrar un acuerdo con la Asociación Nacional de Profesionales de Cobranza (Apcob), que agrupa a casi 75% de las empresas del sector”, agrega Amado Castro.

“Promovemos la cultura del pago, pero buscamos que la cobranza no denigre la dignidad del deudor”, asegura Luis Pazos, presidente de la Condusef.

Finalmente, la institución recomienda que antes de pagar una deuda el usuario verifique que se trata del despacho de cobranza asignado por su banco. Recuerde también que cualquier convenio debe incluir la firma del deudor y del despacho, en caso de que tenga la representación del banco.

[email protected]

CRÉDITO: 
Gabriela López / El Economista