Industrias Forza, solución para las armadoras

Guillermo Terrones, director de Industrias Forza. Foto: Eleconomista.mx

Conoce el caso de éxito de esta empresa única en el mundo

Lo industrial y lo académico deben trabajar en conjunto para generar proyectos productivos y empleos, de esta forma nació Industrias Forza, empresa mexicana que surgió de un proyecto escolar, y hoy cuenta con 60 empleados que provee su servicios para armadoras de automóviles en Estados Unidos.

“Fundé la empresa en 1998, cuando realizaba mi servicio social en la Universidad del Estado de Morelos, y ahí llegaban varias compañías del sector automotriz a plantearnos sus problemas esperando que les ofreciéramos algunas soluciones”, recordó Guillermo Terrones, director general de Industrias Forza.

Señaló que fue entonces que él y un grupo de amigos se dieron cuenta de que había una oportunidad de negocio muy grande, en el diseño de sistemas para proteger las carrocerías de autos en los procesos de ensamblado, y a partir de entonces buscaron especializarse en todos esos nichos, lo que hace a la empresa única en el mundo.

“Las armadoras cuando van ensamblando el automóvil le generan una serie de daños a la carrocería por la complejidad de las operaciones que realizan, en el proceso se puede llegar a golpear la puertas o salpicaduras. Al final del ensamblado se registran varios incidentes que cuestan dinero y ahí la empresa trabaja para evitar esos incidentes”, detalló el directivo de Forza.

Explicó que el inicio de las operaciones fue incierto puesto que para obtener financiamiento de sus proveedores de materiales, tuvo que dejar empeñado bienes inmuebles, y la primera nómina de la empresa la pagó con su tarjetas de crédito, sin embargo, el proyecto sigo creciendo, hasta que tuvieron acceso al Fondo Pyme y Fondo de Innovación Tecnológica, otorgados por la Secretaría de Economía, para seguir operando.

Posteriormente ingresaron a la aceleradora de negocios TechBa, en su sede de Michigan, Estados Unidos, con lo cual la empresa llegó a mercados internacionales donde actualmente provee su servicio para las armadoras de Volkswagen, Ford y Nissan, en Estados Unidos, empresas a las cuales les ha llegado a reducir 100% los daños a las carrocerías de autos, en algunos de sus procesos de ensamble.

Entre los planes a mediano plazo con los que cuenta la firma, se encuentra la construcción de una nave industrial, para ampliar sus operaciones, la cual funcione con 80% de energía renovable.

CRÉDITO: 
Alberto Moreno