Parcial, apertura del mercado cervecero

Foto: Archivo/Eleconomista.mx

Resolución de CFC no elimina la exclusividad: productores artesanales

Luego de que la Comisión Federal de Competencia (CFC) anunciará el día de ayer una serie de reglas que buscan limitar las prácticas monopólicas de los gigantes cerveceros Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma, las reacciones entre los productores artesanales muestran diversos matices.

Y es que, a pesar de que la decisión de los comisionados abre las puertas de bares, cantinas y restaurantes a los microcerveceros, es una realidad, comentó Jesús Briseño, director general de Cervecería Minerva y presidente de la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), que dicha apertura no elimina los contratos de exclusividad y mantiene a los artesanos de la bebida fuera de puntos de venta relevantes, como los hoteles.

Mismo sentir que comparte Gilbert Nielsen, director de la firma Calavera, que si bien celebró la resolución de la CFC, se mostró cauteloso sobre los compromisos que adquirieron Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma, pues “habrá que ver si realmente los asentado en el papel se concreta en la práctica”, señaló a la agencia DPA.

En este sentido, las dos corporaciones acordaron no establecer relaciones contractuales con abarroteras y restaurantes que superen 25% del total de sus puntos de venta, eliminar aproximadamente 70% de los contratos de exclusividad en más de 800 mil establecimientos la República Mexicana y cumplir con acuerdos escritos y de duración limitada.

Al respecto, Jaime Andreu Galván, director comercial de Cervecería Primus y Vocero de Acermex, indicó a través de un comunicado, que será importante seguir avanzando para que sí haya una apertura total del mercado y todos compitan con base en los precios y calidad de los productos.

Asimismo, subrayó la necesidad de mantenerse atentos a las exclusividades que las dos grandes cerveceras conservan, en aras de dar pasos reales y no ilusorios.

Una postura que también adquirió José Antonio González Ibarra, dueño del Consorcio Cervecero de Baja California y fabricante de la Cerveza Tijuana y otras seis marcas artesanales. "Ahora la autoridad debe ser muy contundente en vigilar y cuidar su resolución", puntualizó en entrevista con DPA.

Por otra parte, Jesús Briseño agregó que falta destrabar esos canales a los importadores, pues “algunos de nuestros miembros son también importadores, así que consideramos que al mantener canales cerrados se afectan negativamente las alternativas del consumidor mexicano”.

“Esto se presta a un juego que engaña al consumidor al mantener la posibilidad de ofrecer cerveza de gran escala de producción como si fuera artesanal cuando los procesos, el cuidado, los ingredientes y el producto final, son en realidad muy diferentes”, arguyó Jaime Andreu, quien de manera conjunta con el representante de Cervecería Minerva, remarcó la importancia de reconocer a la cerveza artesanal, tarea que en México aún no se concreta.

[email protected]

DCC

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción