Reforzarán los servicios de vales

Accor reforzará sus servicios de vales de despensa entre las pequeñas y medianas empresas (pymes), las cuales tradicionalmente han considerado que son prestaciones exclusivas de las empresas grandes.

El director de Mercadotecnia de Accor, José Antonio Crespo Barnetche, rechazó que los vales de despensa vayan a desaparecer o que las empresas los dejen de utilizarlos por la aplicación del IETU a partir de 2008.

Explicó que a las empresas le cuesta menos dar vales de despensa que dinero en efectivo, además de que las Pymes y negocios de abarrotes no son discriminados, "tenemos empresas de gobierno, de industria privada, de minería, pesca, comercio, servicios, de todos los giros, desde las más grandes hasta empresas de un empleado".

Dijo que entre los pequeños comercios hay desconocimiento para afiliarse al sistema de vales de despensa y de sus ventajas, al pensar que sólo se beneficia con ese sistema a las grandes cadenas de tiendas departamentales y de autoservicio.

Sostuvo que Accor es la empresa más grande, con 25 años en el mercado mexicano, y cuenta con más de 20,000 establecimientos afiliados. Actualmente más de cuatro millones de trabajadores reciben algún tipo de vales de despensa, lo que beneficia a más de 20 millones de personas.

El vale de despensa, explicó, sólo puede ser utilizado para adquirir alimentos, lo que permite a las amas de casa tener un control sobre una parte de los ingresos. Estimó que en promedio los vales representan 10% del pago que recibe un trabajador al mes.

Crespo Barnetche confió en que hay grandes posibilidades para que se amplíen los beneficios sociales de los trabajadores mediante los vales de despensa.

En ese sentido recordó que sólo 4 millones de trabajadores reciben vales, considerando que son más de 14 millones los afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social y alrededor de 42 millones de Población Económicamente Activa.

Aclaró que los negocios interesados en adquirir vales para sus trabajadores deben estar en la economía formal, de manera que estos contribuyen a su regulación, pues a los negocios afiliados se les pide estar dados de alta ante la Secretaría de Hacienda.

Por otra parte, expuso que los vales cuentan con medidas de seguridad similar a las del dinero, como las tintas termosensibles, códigos magnéticos y marcas de agua en papel, además de que son emisiones de baja denominación para inhibir los fraudes.

Asimismo, estimó que en menos de dos años se habrá completado la emigración del vale en papel hacia el del plástico con chip, lo que significará mejor simplificación, control de gastos y menor posibilidad de fraudes.

CRÉDITO: 
Notimex

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.