Sustentabilidad, oportunidad de desarrollo

Empresas deben tener un plan sostenible que garantice su permanencia a futuro.

En México, 85% de las empresas considera que poner en marcha una estrategia de sustentabilidad representa una oportunidad para desarrollarse, reveló la encuesta perspectivas de la Alta Dirección en México 2012, realizada por KPMG. Aunque el estudio considera a firmas medianas y grandes, las de menor tamaño también deben preocuparse por implementar las prácticas de sostenibilidad necesarias para lograr su permanencia a largo plazo.

Una empresa sustentable no es aquella que vende un producto o servicio verde. Se trata de firmas de cualquier giro que toman una estrategia de crecimiento bajo tres ejes: el económico, generando rentabilidad en el tiempo; el social, beneficiando a comunidades; y el ambiental, dejando un impacto positivo, explicó Jesús González, socio de la práctica de sostenibilidad de KPMG en México.

Destacó que en el país los corporativos son quienes están más activos en el tema, sin embargo, las empresas de menor tamaño también pueden desarrollar un plan de trabajo sostenible que les ayude a su crecimiento.

“Se trata de que toda empresa, también las pymes, resuelvan una ecuación: maximizar las utilidades en el mediano y largo plazo, generando ahorros al reducir y optimizar el consumo de materiales y energía, impactando positivamente en el entorno, asegurando así su permanencia a 10 ó 20 años”, subrayó.

De acuerdo con la encuesta Desarrollo Sostenible en México, realizada por la firma consultora en 2011, más del 80% de las empresas considera el concepto de sostenibilidad como estratégico, pero sólo 46% de los directivos dialogan sobre éste en su Consejo de Administración y Comités, pero no de manera formal ni bajo agenda.

¿Cómo volverse sustentable?

Si bien en México no hay un distintivo o una regularización oficial para considerar a una empresa como sustentable, éstas se pueden apoyar en la norma no oficial ISO 26000 establecida por la Organización Internacional para la Estandarización, o usar los indicadores de la Iniciativa de Reporte Global (GRI por su siglas en inglés), destacó Jesús Martínez, director de la consultora en sustentabilidad, McBride Corp.

El especialista afirmó que las empresas con mayor participación en el tema de sustentabilidad son las ubicadas en los sectores de consumo, servicios financieros, farmacéutica y minería. Cabe destacar que estas firmas hacen a su vez un esfuerzo para impactar en su cadena de valor, promoviendo las prácticas necesarias para llevar a las empresas de menor tamaño hacia estrategias de trabajo sostenibles.

Enfatizó que la motivación para que las pymes busquen volverse sustentables radica en el descubrimiento de las oportunidades de negocio que atrae esta característica: acceso a mercados más selectos, generar ahorros, mayor eficiencia y productividad, "es cuando ellas empiezan a realizar inversiones propias en la materia".

“En estos momentos no hay muchas pymes que emitan reportes de sustentabilidad, sin embargo, el tema cada vez cobra mayor importancia en los círculos empresariales. En lo que respecta a las empresas pequeñas y medianas, en los próximos dos o tres años, se verá una mayor preocupación e integración de prácticas sustentables”, aseguró el especialista de McBride.

Esfuerzo por cuenta propia

Al no existir una certificación oficial o distintivo en el país, cómo en Estados Unidos, no se sabe cuántas empresas han adoptado prácticas sustentables, sin embargo, son sólo cientos los reportes GRI que se publican en México anualmente, mismo que se hacen sin ser una obligación, explicó por su parte, Fabián Linares, analista de negocios de la aceleradora New Ventures México.

Detalló que sí hay pymes que han emitido reportes GRI y han sido exitosas siendo sustentables, puesto que, tan sólo NVM ayudó a 12 empresas de menor tamaño, en 2009, a realizar este reporte, sin embargo, de acuerdo con su estimación, en México las pymes que han hecho un esfuerzo de este tipo no llegan a un centenar.

Linares sostuvo que actualmente NVM ayuda a otras 4 firmas de menor tamaño a realizar su reporte bajo el estándar Global Impact Investing Rating System (GIIRS), mismas que están por concluirlo, y que al hacerlo estarían a la vanguardia, en cuanto a prácticas de sostenibilidad, a nivel mundial.

Subrayó que para que las prácticas de sustentabilidad se masifiquen en las empresas se necesita generar una norma oficial que conlleve incentivos fiscales a las firmas que los obtengan, como se hace por ejemplo en Estados Unidos, a quienes obtienen el sello como Empresa Benéfica (B Corporation).

En Estados Unidos, al obtener esa certificación oficial, automáticamente se obtiene una razón social diferente que conlleva beneficios fiscales, menos impuestos y acceso a programas específico, así las empresas tratan de ser cada vez más sustentables. Se necesita implementar algo similar en México para seguir avanzando en la materia”, concluyó el especialista.

DAR CLIC PARA VER IMAGEN

CRÉDITO: 
Alberto Moreno, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.