Tres cooperativas dominan en el país

Foto: Archivo/El Economista

Caja Popular Mexicana tiene el mayor monto de activos con 25,510 mdp

Son tres sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) las que dominan en el país. Se trata de Caja Popular Mexicana,Caja de Ahorro de los Telefonistas y Caja Morelia Valladolid, mismas que al cierre de junio pasado concentraban 57% de los activos totales del sector.

Con base en información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al término del primer semestre de este año, los activos totales de las 96 socaps registradas hasta ese momento ascendían a 65,955 millones de pesos, de los cuales 37,959 millones eran de esas tres cajas.

Caja Popular Mexicana tenía el mayor monto de activos con 25,510 millones de pesos (38.7% del total); Caja de Ahorro de los Telefonistas, 9,311 millones de pesos (14.1%) y Caja Morelia Valladolid, 3,138 millones de pesos (4.8 por ciento).

Estas tres socaps también registran, según los datos del órgano regulador, más de la mitad de los socios del sector. Al cierre de junio, las 96 cooperativas concentraban más de 3.9 millones de socios, de los cuales Caja Popular Mexicana tenía 1.7 millones; la Caja de Ahorro de los Telefonistas, 54,000, y Caja Morelia Valladolid, 367,562.

En materia de sucursales, Caja Popular Mexicana tenía, a junio pasado, 462 distribuidas en diferentes estados del país, principalmente en el Bajío. La Caja de Ahorro de los Telefonistas, 18, y Caja Morelia Valladolid, 70. El total de sucursales del sector es de 1,489.

Los principales créditos que otorga Caja Popular Mexicana son al consumo; los de la Caja de Ahorro de los Telefonistas son al consumo y vivienda, y los de Caja Morelia Valladolid son comerciales, al consumo y para vivienda.

Aunque al cierre de junio pasado eran 96 las socaps autorizadas, en los últimos meses ya se ha dado luz verde para que otras 23 sigan con sus operaciones de ahorro y préstamo, por lo que hoy día ya son 119 las que integran el sector.

Según la CNBV, las socaps son importantes para un desarrollo incluyente del sistema financiero mexicano en beneficio de la sociedad, por lo que destaca que se seguirá con el proceso de regularización y consolidación de las cooperativas de ahorro y préstamo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez, El Economista