Crecen las ventas minoristas, superan su nivel previo a la pandemia

Foto: Reuters

Los ingresos por ventas en México del comercio minorista crecieron 3.6% en marzo pasado, cifra que superó el ritmo de avance del mes previo (+2.5%) y permitió al indicador hilar dos meses de expansión, de acuerdo con el reporte mensual del sector que divulga el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

“Las ventas minoristas han sido una de las grandes sorpresas en la perspectiva económica, pues esperábamos que su desempeño fuera débil en este primer semestre del año. En su lugar, febrero y marzo muestran que el mercado interno guarda un buen estado pese a las afectaciones en el ingreso agregado que se dieron durante la pandemia”, opinó Marcos Arias, analista de Grupo Financiero Monex.

De hecho, en su comparación anual, las ventas minoristas crecieron 1.8%, con lo que rompieron una racha de 13 meses de descensos y recuperaron así su nivel prepandémico. La reapertura generalizada de negocios tras la segunda ola de contagios de Covid-19 fue un factor que impulsó las transacciones.

Por tipo de mercancía, la categoría más dinámica en marzo fue la de enseres domésticos, electrónicos y computadoras, cuyas ventas crecieron 12.6% en comparación con febrero.

Le siguieron los vehículos de motor, refacciones y combustibles (+6.1%), abarrotes (+5.9%), textiles, calzado y accesorios (+5.1%) y artículos de ferretería (+4.5%), por mencionar los renglones más importantes. De las 19 categorías de mercancía reportadas por el Inegi, 18 mostraron avances en el mes.

“Creemos que esto se debe a la mejoría adicional en torno al virus, permitiendo la reapertura de actividades adicionales y que también ha apoyado un notable repunte en la confianza entre los consumidores”, dijeron por su parte Jun Carlos Alderete y Francisco Flores, analistas de Grupo Financiero Banorte.

De forma acumulada, las ventas minoristas del primer trimestre del año todavía se encuentran 3.8% por debajo del mismo período del 2020.

Las ventas de textiles, calzado y accesorios, junto con los artículos de papelería y esparcimiento son los renglones más rezagados, con caídas de 20.4% y 15.3%, respectivamente; mientras que, en el otro extremo, las ventas en línea y por catálogo son las mejor comportadas, con un avance de 59 por ciento.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario