Con Inteligencia Artificial, mexicano busca mejorar diagnósticos médicos

Imanol Darán, creador de FUVE. Foto: Especial

Detectar una enfermedad a tiempo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, por ello Imanol Darán, estudiante del Tec de Monterrey desarrollo FUVE, una solución tecnológica que mejora el diagnóstico de diferentes enfermedades identificadas en estudios médicos como los ultrasonidos

La idea nació como un simulador de realidad virtual para el entrenamiento de médicos, a fin de detectar patologías fetales; sin embargo, el estudiante de Negocios y Tecnologías de la Información del Tec de Monterrey Campus San Luis, desarrolló se dio cuenta que la innovación podría ir más allá.

Al recolectar información suficiente era posible entrenar a los algoritmos que hoy pueden ayudar a realizar un mejor diagnóstico de diversas enfermedades.

“Nos dimos cuenta que con Inteligencia Artificial podíamos mejorar la calidad de la imagen y detectar patologías que un doctor no visualizaba en un ultrasonido tradicional”, precisó el emprendedor.

La tecnología permite subir a la nube los estudios que se realizan en centros de salud y así optimizar su resolución con Inteligencia Artificial para que el médico pueda llevar a cabo la valoración correspondiente desde una estación de trabajo o un celular donde se instale la aplicación móvil de la plataforma.

“Esto permite que se hagan mejores diagnósticos, se reduzcan los errores y se disminuyan los costos; lo mejor es que esta tecnología, muy pronto, podría identificar automáticamente las anormalidades en los estudios, lo que ayudaría a los radiólogos a hacer mejores valoraciones y más rápido”, destacó Imanol Darán, quien también es fundador de la startup Neuron Health, desde donde se creó esta innovación.

FUVE busca conectar a toda la industria de la imagenología médica para que se pueda tener al alcance del celular, debido a que cuando se hace un estudio y se entregan impresos, suele haber varios problemas.

“Hay una falta de conexión muy grande entre los proveedores de estudios. Ahora vimos la oportunidad de trabajar no solo con ultrasonidos fetales, si no también con otras especialidades y estudios”, indicó.

Después de que saliera el primer simulador a la venta, la solución tecnológica tuvo un gran recibimiento por parte de médicos de todo el mundo, por lo que el panorama cambió y ahora la startup apunta a transformar las tecnologías de la salud.

Actualmente hay interés internacional en la solución, ya que el emprendedor ha estado en contacto con diferentes fondos de inversión de Silicon Valley para seguir impulsando el desarrollo y la implementación de esta plataforma.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario