Marketplace o tienda propia, ¿cuál es la ideal para tu pyme?

Tener tu propia tienda en línea permite mantener el control de los clientes. Foto: Shutterstock

Una buena atención al cliente y tener la posibilidad de agregar promociones en los envíos es fundamental.

Los hábitos de los consumo han cambiado, lo que se esperaba sucediera en cinco o 10 años se aceleró por la pandemia.

“El principal cambio fue de hábitos, tanto en los consumidores como en los emprendedores. Las personas se vieron obligadas a usar los canales digitales y los emprendedores encontraron en el e-commerce una vía de supervivencia. Por ello, de 2019 a 2020 el comercio electrónico creció 81%”, destacó Ricardo Olmo, director de la oficina local de Ualá, en México.

Ante el avance de la vacunación de Covid-19, la reactivación de la economía y el cambio de hábitos, ¿qué sigue para las pymes en línea?, ¿cuál es el siguiente paso que deben dar para continuar en la mente de los consumidores y aumentar las ventas?

Juan Martín Vignart, director de Tiendanube en México, mencionó durante el webinar “El acelerado crecimiento del e-commerce en la región: cómo ha impactado la pandemia en el retail y las pymes”, que la omnicanalidad y una tienda en línea propia son fundamentales.

Si bien, durante la pandemia el e-commerce y la venta a través de redes sociales fue una alternativa para emprender, ahora estos negocios requieren mudarse a una tienda física o crear su propia tienda en línea y dejar atrás los marketplace.

“Una tienda física que no tiene presencia digital está dejando dinero arriba de la mesa, y viceversa, porque muchos consumidores vuelven a mirar esa misma tienda de manera digital y concretar la compra desde su celular, o regresan a la tienda a realizar esa compra”, precisó Martín.

Lo más importante de tener tu propia tienda en línea es mantener el control de los clientes; saber su nombre, correo electrónico y gustos, “generar una relación uno a uno como la que se genera en una tienda física”.

Asimismo, Elías Chavando, CEO y presidente de Progresando mencionó que “no hay nada más frustrante para un vendedor que saber que el cliente no vio su marca en el paquete que recibió, sino el logotipo y la marca del marketplace y que no haya podido poner cupones o materiales de seguimiento”.

De acuerdo con un estudio realizado por Progresando, 85% de los emprendedores está descontento con los marketplace debido a las altas comisiones que cobran, que rondan el 20%, mientras que una tienda en línea propia puede cobrar comisiones que van desde 0.5% al 2 por ciento.

Martín destacó que el e-commerce va a representar 10 o 25% de las ventas de retail, aunque este porcentaje puede ser mayor. “Creemos que por lo menos 90% de las compras de retail estarán influenciadas por la tecnología, y es muy importante poder controlar la experiencia digital”.

“Cuando uno vende en marketplace se convierte en proveedor y cuando se tiene su propia página se extiende su negocio al mundo digital”, puntualizó.

E-commerce para exportadores

Terminar con intermediarios, tener mayor cercanía con los consumidores y llegar a más personas motivó a crear Progresando, plataforma que impulsa las ventas de las pymes en línea.

Tanto minoristas como mayoristas pueden vender sus productos, nuevos o usados, tener asesoría y los mejores servicios de logística para llegar al mercado en Estados Unidos y México.

A partir de una metodología denominada eCommerce 5.0, Progresando elimina intermediarios, reduce costos y tiempos. Además, el vendedor controla el proceso, desde el contacto con el cliente hasta el embalado, envío y posible devolución del producto.

La plataforma ofrece un esquema por membresías, donde la comisión es del 7 por ciento. El objetivo es impulsar a 1 millón de vendedores en los próximos cinco años, lo cual se traduce en la creación de 1,000 a 5,000 nuevos empleos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario