Presentan Proyecto de Ley general para la reactivación económica

Se busca sea aprobada en el primer período de sesiones de 2021. Foto: Especial

La crisis que vivimos este año es de las más fuertes que ha tenido la historia de México que además, se debe a una situación externa, por lo que para vencerla, es necesario el apoyo de todos los sectores y de iniciativas que permitan la reactivación económica.

Para ello, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), en colaboración con actores de la iniciativa privada, presentaron el Proyecto de Ley General para la reactivación económica, que consiste en una estrategia que permita solventar futuras crisis económicas. Se espera que el proyecto se presente y apruebe en el primer período de sesiones de 2021, por parte del gobierno ejecutivo.

“El objetivo es establecer una norma para situaciones económicas de excepción, como ahorita, donde el estado mexicano, a través de un consejo general de reactivación económica, tome las decisiones pertinentes para solventar el período de crisis. El gobierno no puede resolver solo los problemas, debemos asumir una responsabilidad de participación”, manifestó Juan Carlos Pérez Góngora, vicepresidente de asuntos fiscales de la Concanaco Servytur.

Añadió que lo principal es dar certidumbre, pues cualquier economía sin certidumbre no se mueve porque no habrá inversión, control de riesgo, atracción de capitales, protección de la tasa productiva, empleo ni fortalecimiento del sector externo así como competitividad.

Para ello, con este proyecto se proponen acciones que incentiven la inversión publica y privada para conseguir un mejor desarrollo en mejor plazo para el país.

Esto se basará en la creación de un Consejo General para la Reactivación Económica, en donde se reunirán autoridades, sectores productivos y sociedad civil, para plasmar las necesidades de los sectores del país.

Edgar Nolasco, vicepresidente de financiamiento al desarrollo económico y empresarial, indicó que para vencer esta crisis, se debe incrementar la capacidad productiva del país en un entorno internacional de competencia, tener un endeudamiento prudente, impulsar la inversión y especialmente apoyar a emprendimientos en nuevas áreas de mercado.

Asimismo, indicó que una propuesta de este tipo, debe contener lo siguiente:

  • Definiciones y supuestos que señalen cuando hay una situación de crisis, los parámetros e indicadores sobre los cuales monitorear las variables
  • La conformación y atribuciones del consejo general para la reactivación económica
  • Participantes de las instituciones del estado mexicano, incluyendo las de las entidades federativas
  • La periodicidad del trabajo el consejo
  • Los alcances de las decisiones del consejo deben ser vinculantes y los niveles de coordinación interinstitucional durante la emergencia
  • Los recursos económicos que garanticen la actuación del consejo
  • Las declaraciones para la emisor de la declaratoria del estado de excepción económica en el marco del respeto a las garantías individuales, los derechos contractuales y los derechos de propiedad de individuos, familias, empresas y organizaciones de la sociedad
  • En el marco de su actuación, el consejo podrá revisar y recomendar a los poderes de la unión, la revisión y adecuación del plan nacional de desarrollo y de los planes sectoriales y regionales
  • La ley prevería el protocolo y declaratoria para la instalación del consejo y su disolución, así como los mecanismos de solicitud de información a las autoridades

“Deberían estar el Banco de México, la Secretaría de Hacienda, el Sector Privado y todos los órganos que pertenecen al CCE, creo es importante que estén”.

Lineamientos del consejo

Pérez Góngora indicó que una vez conformado el consejo, las tareas de las que deberá encargar son las siguientes:

  • Diagnosticar los escenarios de la crisis
  • Crear un balance entre sector público, privado, hogares y sector externo para equilibrar producción de bienes públicos, privados y sociales
  • Medidas conjuntas de política monetaria, fiscal y de financiamiento al desarrollo para el impulso del crecimiento, especialmente para las mipymes y pymes que han sido las más afectadas en esta pandemia
  • Fomento e impulso a la inversión publica, privada y mixta
  • Acuerdos entre agentes de sectores y ramas productivas
  • Reorientación de los estímulos fiscales y crediticios específicos a regiones y sectores y ramas afectadas
  • Otorgamiento de estímulos y financiamiento preferencial a programas y proyectos productivos y para aquellos generadores de divisas
  • Recomendaciones necesarias en materia de federalismo fiscal y las obras con el sector privado, la bursatilización de ingresos y el financiamiento preferencial para el saneamiento de los servicios públicos municipales
  • Medidas de política social productiva y redistributiva emergentes

“Nos conviene para el país tener un instrumento de respaldo para los siguientes años, que esperemos nunca se sutilice, pero sabemos lo que sucede y que no depende sólo de la economía mexicana”, manifestó.

Por su parte, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, manifestó que este proyecto requiere la colaboración constante de todos los sectores, pues solo así, se podrán crear las mejores medidas.

“No podemos hacer una ley que, de alguna manera, deje a ciertos sectores de la economía con las manos atadas. Debemos ser muy cuidadosos y por eso es importante una reunión como esta para coordinar y ver los impactos que una idea de esta naturaleza tiene en los diferentes sectores. Además de ver que sea una buena idea, hay que analizar los efectos y consecuencias colaterales que pueden surgir al implementarla”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario