Registro de marca, el candado para evitar plagio

El registro brinda identidad y exclusividad, al tener los derechos se pueden otorgar licencias. Foto: Shutterstock

Las empresas que no registran la marca están desprotegidas legalmente cuando otra compañía usa el nombre, producto o servicio.

Hace un año, Mario Alberto Torre recibió una llamada de un proveedor que buscaba una presentación más pequeña de uno de sus productos de anticongelantes, la cual había visto en una tienda de retail. En ese momento Mario se sorprendió, debido a que esa presentación no existía y su producto solo se comercializaba en el establecimiento y en línea.

Después de esa llamada, Mario acudió a la tienda de artículos para auto y se dio cuenta que el producto estaba en venta con el mismo nombre de su marca; Sub Zero, pero era distribuido por una empresa internacional.

El empresario decidió acudir a sistemas legales, pues el registro de la marca en 2016 lo respaldaba. Así inició un proceso legal que aún se mantiene, pero tiene la confianza de que se llegará a una resolución satisfactoria para ambas partes.

Espinosa, abogada de Tally y experta en protección de marcas destaca que se infringe en el uso de marca cuando se comercializa un producto o servicio con el mismo nombre de un producto ya existente, cuando el nombre está alterado y puede confundirse y cuando se usa sin el consentimiento.

“No basta con quitar o adicionar, que suena igual y se escriba diferente, o combinar los signos, si hace creer al consumidor que el producto está relacionado con esa marca se considera una infracción”.

¿Cómo afecta?

Así como la marca del anticongelante de Mario fue utilizada por otra empresa, todos los emprendedores están expuestos a la misma situación, de ahí la importancia de registrarla ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI).

Hugo Olivares, catedrático de la Escuela Bancaria y Comercial y especialista en negocios destaca que una marca es un signo que permite diferenciar los productos y/o servicios de una empresa de la competencia.

El catedrático destaca que se puede registrar el nombre, signo, imagen o identidad sonora, y hacer el registro brinda identidad y exclusividad, al tener los derechos se pueden otorgar licencias, incluso vender la marca. De no hacer el registro, la empresa queda vulnerable legalmente, debido a que no podrá reclamar los derechos.

La principal afectación que puede tener una compañía es económica, pero también se afecta la reputación y reconocimiento del mercado, porque si la otra compañía está haciendo mal uso del nombre o el producto es de mala calidad, inmediatamente esa reputación se liga a la compañía y en consecuencia las ventas pueden bajar.

En el caso de Sub Zero, el uso de la marca ha tenido afectaciones económicas, debido a que las ventas bajaron porque los clientes dejaron de comprar y acudieron a adquirir el producto en los diferentes retailers, pensando que era el mismo, señaló Mario Barbieri, abogado de BGK Abogados y quien lleva el caso.

¿Qué hacer cuando usan tu marca?

Yésica Espinosa comenta que cuando una empresa está usando una marca sin la autorización, lo primero que se debe hacer es dialogar con la compañía y pedirle que retire el producto en cierto plazo. Si la compañía no lo hace se procede a hacer una declaración administrativa por uso de marca ante el IMPI.

El diálogo fue el primer paso de Mario, incluso se contempló la venta de la marca, pero al no llegar a un acuerdo se continuó la demanda.

Espinosa precisa que el proceso tardar de uno a dos años, y la empresa que está haciendo uso de la marca puede recibir desde sanciones hasta arrestos, dependiendo de las afectaciones que haya causado y si lo hizo con intención.

Las multas pueden ser de 250,000 umas y una adicional de 1,000 umas por cada día que persista. También se puede interponer una clausura temporal que va desde 90 días hasta una definitiva.

Otra medida es retirar los productos de circulación, prohibir la comercialización y suspender la circulación de las mercancías en la importación y exportación.

¿Cómo hacer el registro?

El registro puede hacerse en línea o de forma presencial y el proceso tarda entre cuatro y seis meses, solo se requiere hacer una investigación previa, para conocer si está en uso o si existe una marca que pueda confundirse.

El precio del registro es de 2,500 pesos en las marcas A (tradicional) y 2,800 en tipo B, no convencionales (sonoros, holográficos, tridimensionales). El registro tiene una duración de 10 años, pero se requiere demostrar su uso cada tres años.

Olivares precisa que “la propiedad intelectual no nace en el momento del registro, nace cuando se hace el primer uso de ésta, pero cuando no se tiene el registro se está desprotegido”.

Por ello le recomienda a los emprendedores registrar su marca lo antes posible y si el emprendedor aún tiene su producto en prueba puede usar un nombre provisional.

infograf-a-registro-marca

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario