¿Solicitaste crédito para tu pyme? 3 tips para no ahogarte en las deudas

Si no se sabe administrar puede matar a la pyme en lugar de ayudarla. Foto: Especial

Solicitar un crédito o apoyo financiero para los negocios, sobre todo los pequeños y medianos (pymes), es algo muy frecuente para crecer y mantener operaciones, sobre todo desde que comenzó la pandemia del Covid-19 y que dejó en mayor desventaja a estos negocios.

De esta manera, muchos han hecho frente a la adversidad y han logrado mantenerse un poco mejor; sin embargo, el adquirir créditos representa otro problema: el endeudamiento y no poder pagarlo, lo que puede conducir a la muerte de la pyme.

El solicitar créditos o apoyos no es malo, siempre y cuando se sepa administrarlo y pagarlo adecuadamente, pero desafortunadamente son estos puntos en los que más fallan las pymes, ya que se suelen solicitar altas cantidades de dinero o incluso menor lo que no favorece al negocio; no saben destinarlo adecuadamente; se mezclan las finanzas personales con las empresariales, o se tiene mas de un crédito activo.

“Todos estos factores pueden hacer que un crédito se convierta en una verdadera pesadilla para una empresa. Los emprendedores deben analizar las distintas opciones de financiamiento que existen y elegir la que mejor se ajuste a sus necesidades”, señala Bernardo Prum, Managing Director de Creze, plataforma que ofrece préstamos en línea para pequeñas y medianas empresas en México.

Por ello, si tu pyme tiene créditos vigentes o estás pensando en solicitar alguno y no quieres que sea contraproducente, Prum indica tres tips para cubrirlos de la mejor forma:

Haz un plan de pagos

Se debe hacer un análisis profundo de su situación financiera, incluyendo y dando prioridad a los créditos. Una vez que se tenga claro cuál es el estado del negocio y a cuánto ascienden las deudas, los emprendedores pueden diseñar una estrategia específica para pagarlas.

El plan de pagos es un sistema para terminar con deudas que contempla los montos y los plazos necesarios para salir de esta situación.

Consolidación de la deuda

En caso de que las deudas sean múltiples, es recomendable que se consoliden en una sola cuenta. Esto no disminuye o elimina el adeudo, pero ayuda a concentrar estos saldos en un solo lugar, con un pago mensual regular y una tasa de interés única.

De esta manera, los emprendedores solamente tienen que preocuparse por realizar un pago en lugar de varios en diferentes fechas. Para esto es necesario acercarse a las instituciones financieras con las que se contrató el préstamo y buscar soluciones de manera colectiva.

Liquidación de la deuda

Esta alternativa se refiere a un acuerdo entre las dos partes para saldar un monto de la deuda, generalmente se lleva a cabo cuando el adeudo es muy considerable y los intereses han elevado la suma de manera exponencial. La liquidación es una opción para salir de deudas, pero puede tener efectos negativos en el mediano y largo plazo.

“Liquidar la deuda de esta manera afectará el historial crediticio de la empresa, por lo que difícilmente este negocio podrá acceder a nuevas opciones de financiamiento. Incumplir con los pagos puede tener repercusiones como un aumento en la tasa de interés. Para esta opción es recomendable apoyarse con empresas especializadas en este tipo de procesos”, finaliza Prum.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario