La importancia de contar con información financiera en época de contingencia

Hay que considerar que en esta época en donde muchas de las entidades están pasando por un decremento en sus ingresos, es importante contar con información financiera actualizada con el fin de tomar decisiones oportunas que ayuden a optimizar los recursos disponibles y mantener en la medida de lo posible la actividad económica de la compañía.

Para ellos es importante que la persona encargada de generar la información financiera tome en cuenta los siguientes lineamientos para la emisión de estados financieros:

  • “El objetivo de los Estados Financieros es ser de utilidad para que los usuarios tomen decisiones económicas” “Que proporcionen elementos de juicio confiables que permitan conocer la estabilidad y vulnerabilidad del negocio”
  • “Que su preparación este enfocada a las necesidades de información de sus usuarios”
  • “Que permitan conocer a los usuarios la capacidad que se tiene para mantener y optimizar sus recursos”
  • “Que la información muestre la naturaleza de las actividades y realidad de la situación del negocio”
  • “Así como la capacidad de obtener financiamientos adecuados y retribuir dichas fuentes de financiamiento”
  • “Que le permita al usuario evaluar su desenvolvimiento presente y proporcione elementos de juicio para estimar la generación de flujos de efectivo en el futuro”
  • “Al final permitan garantizar a los accionistas o dueños de los negocios, que sus inversiones producirán Dividendos o incrementos de valor en dichas inversiones”

Ello nos lleva a realizar un replanteamiento de la forma en que operamos, de notar si las fuentes de financiamiento son las adecuadas, de saber si los productos que comercializamos o elaboramos van acorde al costo que generan, de entender si los enfoques y canales de comercialización están bien enfocados, y de analizar sí los servicios que prestamos son los adecuados para esta nueva realidad y lo que demanda el mercado.

No cabe duda de que un golpe de realidad como el que vivimos actualmente es la mejor oportunidad para revalorar lo anterior y determinar estrategias que nos permitan:

  1. Eficientar los recursos actuales
  2. Enfocar los flujos a la generación de mejores condiciones de negocio
  3. Dirigir los esfuerzos a acciones 100% productivas y dejar de lado actividades que en la actualidad puedan considerarse superfluas
  4. Establecer nuevos canales de venta y distribución
  5. Abrir nuevos mercados empleando herramientas electrónicas y enfocadas a los usuarios actuales de estos medios

La consolidación de una compañía hoy día estará basada en establecer condiciones que puedan mantenerse en el mercado a pesar de contingencias como la actual de salud pública.

Un enfoque actual debe ser sin lugar a duda “como hacer más con los medios o herramientas adecuados”, y no como dar más con los mismos elementos con que se cuenta actualmente, las capacidades de los empleados, por ejemplo, son limitadas a su capacitación y disponibilidad de tiempo, en este sentido el enfoque sería como hacerlos más productivos con mejores herramientas y capacitación en un lapso similar al que actualmente aportan.

Razonamientos que llevan nuevamente al punto de contar con información financiera oportuna y verás en todo momento, misma que deberá ser analizada para llegar a conclusiones que permitan tomar decisiones económicas como las antes mencionadas.

Algunas características adicionales de la información financiera a evaluar son las siguientes:

  1. Información actual
  2. De fácil comprensión
  3. Enfocada en rubros útiles para los usuarios
  4. Con referencias o información comparable de otros períodos
  5. Destacando efectos o tendencias en la información

Características que facilitarán la comprensión de la posición financiera de la empresa o negocio y coadyuvarán en la generación de mejores condiciones de negociación con bancos, financieras, clientes, proveedores, asociaciones de comercio.

Por otro lado, para que la información pueda ser realmente comparable, no solo debemos tomar en cuenta la información de periodos anteriores, ahora resulta necesario desarrollar presupuestos a corto y mediano plazo así como aplicar algunas razones financieras que nos puedan apoyar en la toma de decisiones como son las de liquidez, endeudamiento y rentabilidad que realmente permitan medir el desempeño del negocio en el presente y en el futuro y no solo sobre tendencias de años anteriores que no llevaban inmersas contingencias como la actual.

En conclusión, se debe valorar la información financiera constantemente para comprobar que el negocio sigue siendo rentable, analizando cambios internos en la organización e implementando un programa de mejora continua de los procesos de tal forma que se esté reinventando y reevaluando constantemente para estar alineada a las nuevas condiciones de mercado, lo que al final permitirá la continuidad del negocio en marcha.

* El autor: Eduardo Enrique García Hidalgo, integrante de la Comisión de Desarrollo Fiscal 4 del Colegio de Contadores Públicos de México