Comercio informal debe pagar impuestos

Archivo/Eleconomista.mx

Modelo de negocios de intercambio corporativo, una posible solución

La captación de impuestos por parte del gobierno de México es un tema sensible ya que regularizar a los comerciantes ambulantes es una difícil labor.

El comercio informal ha tenido un impacto profundo en la economía nacional, es una de las actividades a la que se dedican muchas personas y representan el único ingreso para sus familias.

La recaudación de impuestos no sólo se debe realizar con el aumento de éstos a los sectores que ya son contribuyentes, sino que la sociedad se debe concientizar sobre la importancia del pagarlos.

En el mes de marzo del presente año, INEGI informó de un aumento de la población que trabajó en la informalidad respecto a 2011, mientras que el desempleo reportó pocos cambios y creció respecto a lo reportado antes de la crisis de 2008.

Las personas que laboraron en unidades económicas operadas sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar o la persona, sumó a más de 13 millones 757 mil personas, al representar a 28.76% de la población ocupada. En marzo de 2011, la tasa de empleo informal fue de 28.15% y abarcó a cerca de 13 millones de personas.

La tasa de desocupación a nivel nacional, fue de 4.62% de la Población Económicamente Activa en marzo pasado, prácticamente igual al del mismo mes de 2011, de 4.61%, que representó a alrededor de 2.3 millones de personas.

Por sexo, la tasa de desempleo en los hombres no presentó variación, al ubicarse en 4.71% en marzo de 2011 y de 2012, y la de las mujeres aumentó ligeramente de 4.45% a 4.47% en el mismo lapso.

Independiente de las medidas que tome el gobierno respecto al tema de recaudación de impuestos y el desempleo, el sector empresarial debe comenzar a proponer modelos de negocios que contribuyan a la regulación y al pago de contribuciones en diversos sectores.

El modelo de negocios de intercambio corporativo, es un esquema en el que se compran inventarios de bajo movimiento, se pagan mediante una divisa llamada abonos de intercambio que a su vez las empresas las emplean para pagar una porción del total de la compra de publicidad en medios de comunicación, bienes y/o servicios, por los que tradicionalmente tendrían que pagar en efectivo.

Pero, ¿qué pasa con esos inventarios? ¿Quién los compra o en dónde se comercializan? Una de las ventajas competitivas del intercambio corporativo es que se respetan y no se afectan los canales de distribución de las empresas, lo que se persigue es abrir nuevos canales de distribución y en ocasiones estos canales son los mercados sobre ruedas.

Cualquier persona pensaría que se favorece el comercio informal pero no es así. Una vez que se adquiere el inventario se busca la forma de venderlo a comercializadoras con descuentos y condiciones atractivos; estas operaciones de compra-venta son totalmente transparentes y se facturan, cuando la comercializadora vende al consumidor final el precio incluye IVA y se evita la evasión de impuestos.

Si este tipo de esquemas se ven favorecidos por los gobiernos, el sector empresarial haría una gran contribución para resolver uno de los problemas más importantes respecto a las contribuciones del sector del ambulantaje.

El autor es Vicepresidente de Finanzas de Active internacional México
Contacto: [email protected]

CRÉDITO: 
Rafael Ochoa