Instituto del Emprendedor será más ágil

Foto: Especial

Funcionará como una fuerza de reacción inmediata de la SE

Pues ahora sí se considera un hecho que la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa (Spyme) será remplazada por el instituto nacional del emprendedor, de acuerdo con la información dada a conocer por el nuevo y flamante secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.
Aparentemente, la figura legal que tomará el instituto será la de un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, sectorizado por supuesto a la Secretaría de Economía (SE).

Parece que la idea de las nuevas autoridades es contar con un brazo operativo de la SE que sea capaz de ejecutar de manera eficiente y expedita las políticas y estrategias que serán delineadas por Ildefonso Guajardo, para impulsar el desarrollo económico nacional tomando como fuerza motora a las micro, pequeñas y medianas empresas, y los emprendedores del país.

Atrás quedarán los tiempos en que la SE carecía de instrumentos de reacción inmediata para atender problemas o necesidades de cualquier tipo, tanto de carácter emergente, como de carácter estructural. El instituto funcionará como una fuerza de reacción inmediata, con mayor agilidad y flexibilidad que la que tenía la Subsecretaría de Pyme. Lo anterior conlleva la necesidad de perfeccionar y mejorar el Fondo Pyme, de manera que puedan evitarse los retrasos e ineficiencias que caracterizaron a la operación de dicho instrumento en años recientes. Algunos otros factores que serán fundamentales en la operación del nuevo fondo serán los mecanismos de evaluación, seguimiento y cierre de proyectos. Adicionalmente, la obtención y medición de resultados y el cumplimiento de metas concretas preestablecidas, permitirá conocer a profundidad los beneficios que se derivan de los apoyos proporcionados por el Fondo Pyme.

De acuerdo con lo que las nuevas autoridades tienen previsto, todo el proceso estará sujeto a la mejora continua, de manera que no tengan que pasar años para cambiar o modificar aquellos elementos que estén obstruyendo la eficiencia y eficacia de la política. Si algo no funciona bien, rápidamente se modificará gracias al proceso de mejora continua. La idea del nuevo gobierno es contar con un instrumento de política de clase mundial, superior a todo lo que actualmente existe en el mundo y que a la postre se convierta en ejemplo para las economías emergentes sobre la mejor manera de promover el desarrollo económico aprovechando por un lado, el dinamismo y la flexibilidad de las mipymes y, por el otro, la potencia y solidez de las empresas grandes, mediante el fortalecimiento de los encadenamientos productivos.

De conformidad con las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se establecerán desde un inicio grupos de control para medir los cambios que se generan en las empresas participantes conforme éstas reciben los apoyos brindados por la Secretaría de Economía (SE) a través del instituto nacional del emprendedor.

Aquellos programas que mejores resultados arrojen serán favorecidos con mayores recursos. El Congreso tendrá la posibilidad de incrementar los recursos para mipymes y emprendedores con base en la evaluaciones de sus resultados. Se prevé que al frente del instituto estará Enrique Jacob Rocha.

CRÉDITO: 
Alejandro González