Qué espera la generación Z de su puesto de trabajo

Este 2022 es el año en el que se tendrán que reajustar los procesos y las políticas de Recursos Humanos, principalmente, debido a que las personas nacidas en el año 1997, pertenecientes a la llamada generación Z, comenzarán a llegar en mayor número a puestos de tiempo completo en las empresas.

Los cambios demográficos en la mano de obra calificada es una tendencia que las organizaciones necesitan planificar, dado que los trabajadores de la generación Z cuentan con un conjunto diferente de ideas y prioridades para sus carreras profesionales, incluso, si los comparamos con los millennials.

Una de sus principales características es que son los primeros verdaderos nativos digitales, la generación Z no conoció un mundo sin Internet. Eso significa que para ellos las tecnologías digitales, que el resto de las generaciones previas tuvieron que adoptar, son simplemente un acto reflejo. Esta generación espera que la tecnología funcione, sea rápida, no tenga fallos y resuelva sus problemas.

Pero, contrario a lo que se pueda pensar, está generación no espera que todas las respuestas a sus interrogantes provengan de la tecnología. Aunque se han ganado la reputación de estar pegados a sus teléfonos y redes sociales, los trabajadores de la generación Z buscan una conexión más humana, por lo que valoran mucho las relaciones y la comunicación física en el lugar de trabajo.

Respecto a su puesto de trabajo, los integrantes de esta generación han manifestado el deseo de conocer las expectativas y los parámetros de éste. Y, para la evaluación de su rendimiento, buscan tener comunicación directa y frecuente con sus supervisores.

En cuanto a ingresos y beneficios prefieren la seguridad tradicional más asociada con las generaciones mayores. Al haber crecido en medio de una crisis financiera global y presenciar a sus homólogos millennials asumir una deuda estudiantil considerable, muchos miembros de la generación Z expresan inquietudes financieras que abogan por la seguridad y los ahorros.

Un tema indudablemente importante para los empleados de la generación Z en su entorno laboral es que sus lugares de trabajo estén alineados con sus valores personales y estén integrados por personas de diversos orígenes. Esperan que la organización para la que trabajan implemente estrategias para la eliminación de la discriminación o prejuicios por motivos de raza, etnia, orientación sexual o identidad de género.

Esta generación tiene unos estándares más altos en cuanto a su expectativa del mercado laboral. En definitiva, es más probable que aspiren a trabajar en una empresa que ofrezca un lugar de trabajo racial y étnicamente diverso.

Identificar las diferencias que caracterizan a los miembros más jóvenes de la organización y entender que la seguridad económica, la transparencia, la diversidad, la equidad y la inclusión no negociables para ellos, será el primer paso para que Recursos Humanos realice una mejor adaptación de las propuestas de valor y condiciones laborales para estos colaboradores, acción que será crucial para alcanzar el éxito a corto y largo plazo.

*El autor: Maribel Cano LATAM Marketing & Communications Manager Cegid, en América Latina Meta4 A Cegid Company, empresa líder de soluciones tecnológicas en la nube para la gestión de Recursos Humanos.

Imagen: