Categoría de viajes crece más de 200% durante Hot Sale

Ante la reducción de medidas, las personas ya quieren salir de viaje. Foto: Especial

Comprar viajes en línea, desde reservaciones de hotel hasta transporte o recorridos, se ha vuelto tendencia en los últimos años y muestra de ello es que durante la octava edición del Hot Sale que se realizó del 23 al 31 de mayo, registró un aumento de ventas de 193% (total campaña), y del 250% comparando al mismo número de días (9 días versus 9 días de 2020), reveló la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Esta categoría, en 2020 tuvo un bajo índice debido a crisis de la pandemia, pero con el relajamiento de las medidas en la actualidad, el aumento de vacunas y las medidas de seguridad tomadas, además que la gente quiere retomar su vida como antes, permitieron que las compras se incrementarán y que el sector de turismo, uno de los más afectados durante la pandemia, comience a recuperarse.

Dichas compras, permitieron que esta edición alcanzara una meta de 18,557 millones de pesos, un crecimiento de 15% en comparación con nueve días de ventas que se tuvieron en 2020. A diferencia de la edición anterior, en esta ocasión se combinó el deseo de la población por salir, por lo que el carácter omnicanal del consumidor se vio más marcado.

“A diferencia del año pasado, cuando el contexto pandémico obligó a cerrar a la gran mayoría de los comercios físicos, impulsando las compras por internet de manera exponencial, este año, Hot Sale se efectuó a la par que miles de comercios físicos retomaban sus operaciones”, indicó la AMVO.

Si bien en esta edición del Hot Sale se alcanzó un adecuado nivel de ventas y categorías como la de viajes muestran una favorable recuperación, los 627 vendedores se enfrentaron a tres retos para lograr sus objetivos: la situación económica actual, el regreso de tiendas físicas y el contexto sanitario, a diferencia de hace un año cuanto los desafíos radicaban en los métodos de pago, adopción tecnológica y logística.

“Nuestras proyecciones para esta edición eran reservadas, el año pasado fue totalmente atípico para el comercio electrónico, y si bien el contexto pandémico nos llevó a un nuevo nivel en materia de ecommerce que impulsó las compras de manera exponencial, el gran cuestionamiento en ese momento era si sería sostenible, no sólo en cuestión de ventas sino también en materia de de logística, servicio al cliente, métodos de pago y opciones de entrega, aunado todo esto a la situación económica y de incertidumbre global”, menciona Eric Pérez-Grovas, presidente de la AMVO.

Los más demandados y afectados

Además del deseo de viajar nuevamente, las personas presentaron gran interés por otras categorías como moda con 36%, electrónicos 28% y belleza y cuidado personal con 24%, la cual tuvo un incremento en su adquisición.

La categoría de despensa mantuvo su presencia, mientras que la automotriz y de farmacia continúan creciendo con el empuje del año pasado.

A pesar de que se registraron buenos índices, el total de ventas registró una caída de 8%, pese a que más empresas participaron (40%). Entre las principales razones destaca la salida del mercado de Best Buy que se posicionaba entre las favoritos de los mexicanos para adquirir tecnología y la falta de empresas como Walmart, uno de los retailers más grandes que en esta edición, no participó.

Para el Hot Sale 2021 participaron 11.6 millones de compradores, que realizaron 11.9 millones de ordenes de compra y adquirieron 15.6 millones de artículos, con un ticket promedio de 1,590 pesos.

“Iniciativas como Hot Sale permiten posicionar al comercio electrónico como un catalizador de crecimiento y generador de empleos para todas las empresas y comercios, no sólo como una estrategia a corto plazo, sino como una forma de impulsar la transformación digital de México”, comenta Pierre-Claude Blaise, director general de la AMVO.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario