Mujeres deben desarrollar más habilidades tecnológicas para el futuro

Hay habilidades que aún no existen y serán claves en el futuro. Foto: Especial

El mundo cambia constantemente, al igual que las necesidades de las industrias. Ahora, estamos en un momento donde la tecnología se posiciona como el sector líder para el crecimiento de los negocios, por lo que es importante que para el futuro, las nuevas generaciones desarrollen habilidades ligadas a ello, sobre todo las mujeres que registran un menor porcentaje de participación.

Ejemplo de ello es que a nivel Latinoamérica solo 25% de los emprendimientos de tecnología son dirigidos por mujeres; en México se reduce a 15%, de acuerdo con Endeavor. En puestos directivos en empresas tecnológicas, solo 17% son ocupados por mujeres, quienes también conforman el 25% de la fuerza laboral, indica LinkedIn.

Es por esto, que las mujeres deben trabajar en adquirir nuevas habilidades, de preferencia, con enfoque en tecnología porque muchas serán las que se requieran en un futuro para los trabajos. Para esto, también hay que desarrollar resiliencia y adaptabilidad.

“Hay muchas habilidades que aún no conocemos que van a ser críticas en los negocios en un futuro cercano y tiene que ver con este proceso de aprendizaje rápido, de adaptabilidad, resiliencia porque en muchos de los casos la curva de aprendizaje va tomar más tiempo y por eso debemos tener esta resiliencia para re aprender y desaprender lo que ya no nos funciona”, expuso Nina Mayagoitia, VP de Communicaciones Constellation Brands, durante su participación en el Expansión Women Economic Forum 2022.

Detalló que desde la óptica de género, hay un elemento central en donde las mujeres deben aprender aprender a conocerse y entender que hay barreras que ellas mismas se imponen, incluso antes de llegar al proceso de aprendizaje.

“La autocrítica y el no creernos que podemos hacer las cosas, que tenemos la capacidad y conocimiento para hacerlas, nos impiden crecer”, resaltó.

Mayor capacitación STEM

Vladimiro de la Mora, presidente GE México, mencionó parte del trabajo de capacitar en nuevas habilidades es inculcar el estudio de carreras STEM desde etapas tempranas de educación, como primaria y secundaria. Actualmente solo 1 de cada 10 mujeres estudia algo relacionado con estas carreras.

Por ejemplo, además de dar los conocimientos en el tema, hay que demostrar los sectores donde más se requieren dichas habilidades como es el caso de la industria aeronáutica, donde desde hace años talento mexicano trabaja en el desarrollo de estas tecnológicas y que en el caso de GE México, 21% de las ingenieros son mujeres.

“Hay que hacer un esfuerzo adicional para traer ese talento y desarrollarlo en la industria”.

Mayagoitia resaltó que también se debe trabajar en la deserción de las mujeres en carreras de matemáticas y ciencias porque cuando son niñas se interesan y tienen muchas habilidades para ello, pero cuando crecen ya no les interesan, provocando una sobre representación de mujeres en carreras administrativas, donde también son más vulnerables de ser sustituidas por la tecnología.

Asimismo, debe trabajarse en la capacitación de soft skills que les permitirán un mejor desarrollo y resultados.

“En la parte de soft skills estamos viviendo una transformación, sobre todo con el modelo de trabajo híbrido, remoto o presencial, lo que requiera nuevas habilidades. Por ejemplo, si es desde casa, poderse dedicar y hacerse ver al resto el equipo. Aquí las empresas grandes tienen esa responsabilidad de desarrollar las habilidades. Recordemos que las empresas con mayor diversidad, tienen mayor productividad”, indicó de la Mora.

Finalmente, los especialistas coincidieron que más que abordar un sector de talento, las oportunidades deben abrirse para todos porque “no solo es un tema de mujeres”.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario