Utiliza la web para vender en distintos mercados

Foto EE: Archivo

Para dar a conocer los productos de la empresa más allá de las fronteras de la web, es necesario tener en cuenta aspectos que harán que el proceso de internacionalización sea más sencillo y exitoso.

Deshacerse de los complejos: En Internet el tamaño o la ubicación de la compañía no es tan importante. Lo esencial es realizar un buen servicio, contar con una tienda online bien presentada y que sea sencilla de usar para el usuario.

Ser fácil de encontrar: Debe ser el primer objetivo de cualquier e-commerce. Para ello, es necesario cuidar aspectos como el diseño de la web y el posicionamiento para lograr los mejores puestos en los buscadores.

Traducir la página: Un punto a favor y competitivo para las pequeñas y medianas empresas es ofrecer el servicio en todos aquellos idiomas de los mercados a los que se quiera llegar.

Conseguir referencias de terceros: Internet es un espacio social, por lo que importa mucho lo que otros opinan de la empresa. Un buen servicio postventa, una política de transparencia informativa o el cumplimiento de plazos de entrega son básicos para lograr comentarios positivos.

Tener en cuenta los aspectos legales y fiscales: Hay que valorar que vender online requiere conocer el régimen fiscal que se aplica. Tanto los ingresos como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se deben declarar en el país de origen de la plataforma o donde resida el comprador.

Vigilar la seguridad en los pagos: Es recomendable integrar procesadores de pago que funcionen en todo el mundo, por ejemplo, PayPal. También es importante contar con una empresa que se encargue de procesar los riesgos del pago con tarjeta como puede ser la protección de datos.

Contenido de la

acv

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE