Urgencias vs importancias: talón de aquiles de los emprendedores

¡Hola nuevamente empresario! En esta ocasión quiero hablarte de un tema SÚPER importante, a lo que nos enfrentamos día con día, minuto a minuto y en cualquier tipo de emprendimiento o empresa: la definición de prioridades de acuerdo a la importancia y/o la urgencia.

Debemos de partir del hecho de que NO TODO ES IMPORTANTE en cuanto a actividades laborales se refiere y mucho menos URGENTE, y este es el principal motivo del porqué los empresarios no son productivos a la hora de organizar su tiempo y actividades. Hay que meternos en la cabeza que dependiendo el tipo de IMPORTANCIA y de URGENCIA que tiene un asunto es el tiempo y la constancia que le daremos, así como los recursos que le asignaremos.

Para empezar, debemos entender la diferencia entre importante y urgente:

  • Importante: es algo que no se puede dejar de hacer y requiere hacerse en algún momento determinado para lograr ciertos resultados.
  • Urgente: es algo que requiere de acción inmediata para lograr un resultado determinado.

La mezcla de estos dos conceptos es lo que nos da la diferencia de cómo debemos actuar en cada escenario. Por ejemplo, cuando algo es no importante y no urgente , significa que es algo que podemos eliminar por completo de nuestras actividades, ya que no requiere acciones o seguimiento.

Por otro lado, algo importante y urgente es aquello que tiene prioridad y que debemos atender a la brevedad.

Hasta aquí la cosa es sencilla, pero es justo en la combinación de las dos donde viene la confusión de qué hacer. Ejemplo:

  • Cuando algo es no importante pero urgente: es una tarea que podemos delegar, debido a que muchas veces esta la puede realizar alguien más que no seamos nosotros, quienes estamos para cosas estratégicas. ¡Apóyate en tu equipo para ello! Esto puede ser desde una pequeña crisis, una descompostura o el envío inmediato de documentos que ya están listos.
  • Cuando algo es importante pero no urgente: es una tarea que definitivamente requiere que se planee porque involucra cierto tiempo de actividad pero no es necesario que sea inmediato. Aquí es donde la planificación y el uso de la agenda es indispensable para darle el tiempo y la atención que merece (y de lo cual hablaremos más adelante).

Así que ya sabes, aprende a diferenciar URGENCIAS DE IMPORTANCIAS y sé congruente. ¡ÉxiTok!