Pymes aún excluídas del crédito

Archivo/eleconomista.mx

Los bancos están dispuestos a prestar a las pymes, pero en la mayoría de los casos, 40% con el respaldo del gobierno federal.

Las pymes en México están siendo el foco de atención de los bancos y del gobierno federal con diversos programas; sin embargo, el reto para el sector financiero es otorgar un nivel más alto de financiamiento, así como apoyarlas con mayor capacitación y asesoría en sus proyectos productivos.

De acuerdo con la encuesta de Fuentes de Financiamiento de las Empresas, elaborada por el Banco de México, del total de entidades que no recibieron un nuevo crédito bancario en junio del 2011, 76.7% es empresa con menos de 100 empleados, mientras que las que pasan los 100 empleados fueron rechazadas 68.5 por ciento.

Como parte de las estrategias del gobierno federal para disminuir los impactos de la desaceleración económica de Estados Unidos, se incrementaron los fondos para darles a las pymes de diferentes sectores más financiamientos, tanto directos como a través de garantías de pago cedidas por Nafin, FIRA y Banobras.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), comentó recientemente:

“La banca en México está en condición de mantener la disponibilidad de crédito y financiamiento tanto a empresas como a personas, situación fundamental para amortiguar cualquier choque temporal”.

Si bien la cartera de crédito bancaria a las empresas creció 8.3% anual a junio del 2011, cerca de 40% está cubierto con las garantías de Nafin.

Para algunos especialistas no sólo un mayor acceso al crédito es suficiente para crear mejores condiciones de negocios para estas empresas, sino que hace falta una simplificación fiscal y una mayor competencia en varios mercados.

Sergio Martín, economista de HSBC México, consideró que en la medida en que las pequeñas empresas puedan tener un mejor entorno de negocio, esto servirá para impulsar el financiamiento y la demanda interna.

“Es necesario que las empresas tengan una mayor simplificación fiscal, ya que si las pequeñas empresas pueden entrar al sector formal de la economía, tienen más opciones de acceder al crédito bancario”, aseguró el directivo de la institución financiera.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista