Bancos cancelan cuentas a sofomes

Foto: Especial

Presentarán queja ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores

Sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) no reguladas continúan con las quejas respecto de que algunos bancos les cierran sus cuentas. Ahora fueron algunas pequeñas entidades afiliadas a la Asociación de Sociedades Financieras en Crecimiento (Asocre) las que mencionaron que son varias instituciones las que ya no quieren tener trato con éstas.

Rubén Mirazo, presidente de la Asocre, que aglutina a una veintena de sofomes pequeñas, explicó que dentro de la asociación, casi todos los agremiados han pasado por una situación en la que los bancos o no les quieren abrir o les cierran las cuentas. “Hay veces que les hablan y les dicen que pasen por sus cheques”, indicó.

Refirió que son principalmente algunos de los grandes bancos los que les aplican estas medidas, y que incluso a la asociación como tal tampoco le quisieron abrir una cuenta sólo por llevar en su nombre la palabra financiera.

Mencionó que es comprensible que algunos bancos no quieran trabajar con sofomes por todo lo que implica llevar el mote de no reguladas, pero destacó la necesidad de que estas figuras estén bancarizadas, por lo que pidió que no sea una actitud generalizada.

“Yo entiendo que el tener una cuenta de una sofom es mayor riesgo para ellos, para el reporte de prevención de lavado de dinero, pero finalmente alguien lo tiene que hacer. Es una figura que está plenamente identificada en la ley. Entonces no debe haber alguna razón, al menos jurídica, de por qué no abrirnos cuentas”, enfatizó.

El Presidente de la Asocre comentó que los afiliados a ésta poco a poco cumplen con los lineamientos que les piden las autoridades, tanto la Condusef como la Comisión Bancaria, y confió en que, en breve, todos cumplan a cabalidad con lo que se les pide, para lo cual se ofrecen capacitación y otro servicios.

“Esperamos en un tiempo no muy lejano contar con un sello de calidad y, hasta cierto punto, de garantía, de que somos sofomes con buenas prácticas”, refirió.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez, El Economista