Bancos usarán tecnología contra fraudes

Foto: Especial

En México se pierden por estafas bancarias más de 700 mdp al año

Los bancos en México están realizando una fuerte inversión en tecnología, la cual está orientada a incrementar los canales de atención con los clientes y a la seguridad de los mismos, donde cerca de 30% del monto invertido se destina a esta última actividad, consideró la empresa especializada en tecnología, Unisys México.

“La identificación de los clientes se vuelve crítica al momento de llevar a cabo operaciones bancarias en un entorno de negocios, donde la banca por Internet y la banca móvil están despuntando en México. Es crucial que se realice una buena detección de fraudes con robo de identidad en el sector”, consideró Francisco Farrera, director de Ventas, consultoría de tecnología e integración de soluciones de Unisys de México.

En el mercado mexicano se pierden por concepto de fraudes bancarios más de 700 millones de pesos al año, esto de acuerdo con estimaciones de la Asociación de Bancos de México.

Computadoras apócrifas

La empresa tiene como estrategia ofrecerle a los nuevos bancos y a las sofomes soluciones informáticas que permitan identificar si la operación solicitada por Internet es verdaderamente de la computadora del cliente y no de una apócrifa, con lo que se reducen los riesgos de fraude de este tipo, al menos 50 por ciento.

México es una de las naciones con mayor inseguridad y vulnerabilidad en la región Latinoamericana. De acuerdo con datos estadísticos obtenidos por Kaspersky Security Network, el país recibe 35.3% de los ataques cibernéticos y de fraude informático que se realizan en América Latina, ubicándolo en segundo lugar, detrás de Brasil.

Dentro de los avances tecnológicos que está manejando la empresa están algunos proyectos piloto en el país; se colocan cámaras de detección de rostros a la entrada de las sucursales de los bancos, para que, de acuerdo con una base de datos de personas identificadas como delincuentes, proporcionada por la policía local, se coteje la cara de la persona que entra a la sucursal con la de la base de datos para su denuncia, todo en tiempo real y automática.

“A largo plazo podríamos esperar que el sector financiero mexicano cuente con cajeros automáticos con seguridad biométrica, es decir, que lean la huella digital o la retina del cliente, pero eso no lo esperamos en algunos años más”, indicó Farrera.

De acuerdo con una encuesta de la misma empresa, 57% de los mexicanos está dispuesto a proporcionar sus datos biométricos para realizar diferentes transacciones financieras en caso de que se le requiriera.

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista