Encriptación, escudo contra el cibercrimen

Foto: Cortesía

Cuida tus datos personales cuando uses la banca por Internet

El mundo moderno está lleno de contraseñas como las del correo electrónico, las redes sociales, las tarjetas de crédito y débito, entre otras. Todas ellas tienen un común denominador: contienen sus datos personales. Desde su dirección, trabajo, familia, ingresos, a qué se dedica, qué le gusta o en qué gasta su dinero.

¿Ha pensado en protegerlos y evitar que puedan caer en manos inapropiadas? La encriptación de datos es una alternativa para proteger su patrimonio contra los hackers que se dedican a cometer cibercrímenes.

“La encriptación es una manera de asegurar que sus datos -su información personal que está en línea o en formato electrónico- tendrán el mejor candado posible al momento de acceder a su banco, por ejemplo”, comentó Roberto Corvera, gerente de Canales de Fortinet México, empresa especializada en soluciones de control unificado de amenazas en línea.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que las controversias por posible fraude en transferencias electrónicas tuvieron una reducción de 4.17% en el 2011 respecto del 2007, a pesar de que el número de estas operaciones aumentó 50%, al llegar a 2 millones 400,000 el año pasado.

“Cerca de 98% de las transacciones bancarias llega a un buen fin, pero ese 2% restante agrupa a miles de casos”, aseveró Luis Pazos, presidente de la Condusef.

En México hay 16 millones de usuarios de banca por Internet y teléfono móvil, reportó a inicios de año la dependencia. El costo por encriptar los datos depende de si se trata de una persona o una empresa.

“Para una persona física cobramos en promedio 300 dólares. Para una compañía cobramos hasta 500,000 dólares”, dijo Corvera.

Esta herramienta puede servir para quienes tienen información en línea de cuentas bancarias o en algún momento enviaron sus datos del Seguro Social, de tarjetas de créditos o de accesos personales por e-mail, explicó Antonio Roldán Pérez, especialista en sistemas de cómputo.

Especialistas coincidieron en que el objetivo de una encriptación es proteger su información de la mejor manera sobre protocolos o métodos específicos.

“La información que está en modo plano (escrito normal) se pasa a uno en el que no se pueda verificar por cualquier persona. Se necesita una llave única que sólo el dueño puede quitar para leer el texto original”, destacó el ingeniero en sistemas Alejandro Martínez.

Cuando se habla de un texto plano se trata de las palabras en su formato original, sin modificaciones. Cuando se habla de una encriptación se hace referencia a seguridad, códigos o parámetros conocidos tanto tecnológicamente como propios con el fin de que la información que está adentro sea indescifrable y que nadie la pueda leer sin la autenticidad de una contraseña o una clave, que en este caso tiene el dueño.

Roldán Pérez dijo que la encriptación es uno de los métodos clásicos para proteger la información de las personas, aunque en la actualidad también hay hackers que tienen llaves para poder abrirlos.

“En el mundo, desde que comenzó a crecer la informática, se ha buscado la forma de mantener los datos seguros. Con el empleo de las computadoras se han creado medios más sofisticados para poder encriptar un dato, pero también los especialistas hacen su trabajo para poder descifrar esos códigos”, afirmó.

“En la ciudad de México todos volteamos a ver si no nos asaltan. Si lo llevamos a la tecnología, debemos estar pendientes en la seguridad porque alguien puede ver tus fotos, tus datos, tus amigos, cuánto dinero tienes y esto se puede vender a delincuentes que hagan un uso inadecuado de esta información”, finalizó Corvera.

[email protected]

CRÉDITO: 
Salomón Rodríguez, El Economista