Innovación, la clave de la competencia

Foto: Cortesía

Protección al consumidor para generar un mayor intercambio comercial en el país.

Las necesidades y hábitos de consumo de los mexicanos han cambiado como consecuencia del aumento en el uso de sistemas innovadores de tecnología, por lo que es necesario implementar un nuevo método de regulación que proteja tanto los derechos de los consumidores, como del sector empresarial, de acuerdo con Bernardo Altamirano Rodríguez, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

“El consumidor, que es el actor principal de la economía y de los mercados, ha cambiado en los últimos años debido a las nuevas tendencias comerciales, por lo que es necesario modificar sus derechos, responsabilidades, procedimientos y las autoridades que enmarcan el mercado”, explicó durante el Foro Innovación empresarial organizado por El Economista.

De acuerdo con cifras de la procuraduría tan sólo de 1993 al 2008 la superficie de ventas de tiendas departamentales y de autoservicios se incrementó 400%, lo que muestra la rapidez con que han cambiado el estilo de vida de los mexicanos y sus patrones de consumo.

“En la Profeco entendemos que esta competencia es resultado de una mayor inversión en la innovación, mejores precios y mayor calidad en productos y servicios; y debemos contribuir en la reducción de las asimetrías de información, así como a garantizar el cumplimiento de la ley”, destacó el Procurador.

Hábitos de consumo

Uno de los factores que han influido en el aumento del consumo de productos y servicios en México es el acceso a Internet. De acuerdo con cifras obtenidas por la Profeco, en el país existen alrededor de 40 millones de usuarios conectados a la red, lo que implica que tienen mayor acceso a productos y servicios sin necesidad de intermediarios comerciales.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), obtenidos durante el censo del 2010, muestran que 69% de los usuarios de Internet en México tiene entre 12 y 34 años, lo que muestra que la mayoría de los consumidores del siglo XXI es persona joven.

“Las tecnologías han cambiado la percepción que tiene la gente de la calidad que deben obtener de los servicios de atención al cliente, los cuales actualmente son hechos por teléfono o Internet; ante lo cual tenemos el compromiso de ampliar nuestros mecanismos de atención a la sociedad para proteger mejor sus derechos y atender las demandas de los clientes”, aseguró Altamirano.

Como mecanismo alternativo de justicia en el país, la Profeco interviene en los mercados para hacer equitativa la competencia y descentralizar los precios en beneficio de los consumidores; tan sólo en el 2010, la instancia recibió 110,000 quejas, de las cuales 81% fue resuelto en favor del consumidor .

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo, El Economista