Pago provisional o definitivo, ¿cuál te conviene?

Los repartidores tienen dos formas de recibir el pago: tarjeta o en efectivo. Foto: Especial

Si eres repartidor y estás en el nuevo Régimen de plataformas tecnológicas del Sistema de Administración Tributaria (SAT) tienes dos opciones para presentar declaraciones: pagos provisionales y pagos definitivos, ¿cuál te conviene?

La respuesta dependerá de tus necesidades, pero antes debemos entender las diferencias, pues los repartidores tienen dos formas en que pueden recibir el pago: por medio de trasferencia electrónica o tarjeta y directamente, que es pago en efectivo, decisión que cae en el consumidor.

“De acuerdo con esta lógica, los pagos por transferencia los recibe el intermediario, aprovecha que tiene el dinero en su poder para hacer la retención de impuestos y entrega la diferencia al prestador de servicio, conductor o repartidor”, destaca Heru, plataforma para declarar impuestos.

Asimismo, cuando un repartidor recibe el pago en efectivo está recibiendo el dinero sin haber pasado por el SAT, por ende se requiere hacer una declaración de impuestos.

Por defecto el régimen incorpora al contribuyente en pago provisional, pero si se gana más de 300,000 pesos al año se tiene la opción de cambiarse a pago definitivo, en este caso se requiere redactar y enviar al SAT un escrito de aclaración solicitando la alta del esquema, proceso que puede tardar.

Recuerda que una vez definido un esquema de pago éste tiene vigencia de cinco años y no se podrá cambiar hasta terminar el periodo. Por eso es importante analizar las diferencias y ver cuál es que más te conviene.

Pago provisional

En pago provisional presentaras una declaración por la totalidad de ingresos (recibidos por intermediario y directamente), y se disminuye las retenciones de plataformas. Por lo tanto, el resultado corresponde solo a los ingresos recibidos en efectivo, destaca Heru.

En palabras de la firma Carbajal Bermúdez, los provisionales son pagos que se realizan a cuenta del ISR de todo el ejercicio. Es decir, representan un anticipo aproximado de una cantidad cuyo importe final sólo podrá conocerse hasta que concluya el ejercicio y el contribuyente conozca todos los ingresos y gastos que tuvo por una determinada actividad, detalla

Al elaborar la declaración anual, el contribuyente calcula el ISR que corresponde por los ingresos que obtuvo (aplicando deducciones) y a dicho monto le disminuye los pagos provisionales que ya realizó, (es decir, la totalidad de las retenciones que le hizo la plataforma tecnológica durante el año).

  • • Debe presentarse una declaración anual.
  • • Pueden aplicarse deducciones al final del ejercicio.
  • • Deben presentarse declaraciones provisionales mensuales, a más tardar el día 17 del mes siguiente al que correspondan.
  • • No deben presentarse declaraciones definitivas mensuales, pues lo ingresos que cobren directamente a los clientes deben incluirse en sus declaraciones provisionales mensuales.

Pagos definitivos

En esta modalidad se presentan únicamente los ingresos recibidos directamente por el usuario, es decir, pagas impuestos por los pagos en efectivo.

En caso de que el contribuyente deba elaborar la declaración anual, no tomará en cuenta los pagos definitivos de ISR que realizó durante el ejercicio (es decir, las retenciones que le hizo la plataforma tecnológica durante el año), y tampoco tomará en cuenta los ingresos que dieron lugar a ellos, destaca la firma.

  • • No debe presentarse una declaración anual.
  • • No pueden aplicarse deducciones al final del ejercicio.
  • • No deben presentarse declaraciones provisionales mensuales
  • • Deben presentarse declaraciones definitivas mensuales, únicamente por los ingresos que cobren directamente a los clientes y que no sean procesados por las plataformas digitales.

¿Qué me conviene?

Si nunca recibes pagos en efectivo, te conviene el pago definitivo. ”Sin embargo, es difícil dar por hecho esta situación, porque la decisión del medio de pago es responsabilidad del cliente o usuario final”, destaca Heru.

Por ello es recomendable el pago provisional porque, al tener derecho de considerar deducciones, también existe la posibilidad de generar un saldo a favor de IVA, el cual puede ayudar a reducir los tus pagos de periodos posteriores.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario