Ley antiplástico, ¿beneficia a las pymes?

la medida resultó benéfica debido a que han dejado de comprar bolsas por kilo. Foto EE: Especial

La medida puede contribuir a cuidar el medio ambiente y obtener ahorros económicos

A más de 20 días de que entrara en vigor la Ley de Residuos Sólidos, los comerciantes ven la medida con buenos ojos, pero las micro, pequeñas y medianas empresas dedicadas a la creación de plástico de un sólo uso lanzan una alerta.

De acuerdo con datos de la Asociación de Industriales de Bolsas Plásticas, ante la prohibición del uso de bolsas de plástico a nivel nacional, 20% de las empresas de este sector cerrará sus puertas, puesto que disminuye el consumo de plástico de un sólo uso.

En meses pasados, Aldimir Torres Arenas, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico, dijo que el mercado está comenzando a contraerse, pues algunas empresas trabajan a 30% de su capacidad.

La alternativa, dicen los directivos, es que las empresas migren a productos biodegradables, hechos con fécula de maíz, aguacate y bambú, entre otros. Sin embargo, se requiere impulso del gobierno; establecer políticas públicas que ayuden a vincular a la industria con actores emergentes que ya desarrollan soluciones ecológicas y materiales amigables con el medio ambiente.

Actualmente 410 empresas producen plástico de un sólo uso, y 900 crean bolsas de polietileno en México.

Sin embargo, los pequeños negocios ven un beneficio al no dar bolsas de plástico. Refieren que, además de contribuir a cuidar el medio ambiente, ahorran al no comprar bolsas y los consumidores los ven con mejores ojos.

Sin dar bolsas de plástico a sus clientes, las pymes tendrían un ahorro promedio de 15 millones 901, 980 pesos al día, así lo asegura la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México en su informe

Al año, las pymes capitalinas tendrían un ahorro de 5,804 millones de pesos, monto que pueden usar en insumos o tecnologías para impulsar el negocio.

Los pequeños negocios deben tener la cuenta exacta de lo que no consumen en bolsas y traducir ese ahorro en inversión de algún producto o mercancía que pueda generar utilidades al negocio, refirió la Canacope en el informe de resultados del sondeo a los agremiados.

Clientes respaldan la medida

Josué Ramírez, quien tiene un local de verduras en Tultitlán, en el Estado de México, dice que dejar de dar bolsas de plástico no ha sido sencillo, aunque le avisó a los clientes desde diciembre. “Les dijimos que en enero dejaríamos de dar bolsa, que trajeran una para llevar la verdura. Ahora más personas traen su bolsa de tela, pero aún damos biodegradables para la verdura pequeña”.

Además, como regalo de diciembre, Josué optó por reglar bolsas de tela a los clientes y serigrafiarlas con el nombre y la dirección del puesto.

Para Ignacio Hernández, la medida ha sido bien aceptada por sus clientes. Él tiene un negocio de comida en el mercado, y aunque ha representado un reto porque muchos no llevan recipientes para llevar la comida, ha optado por bolsas y envases biodegradables.

Aunque estas medidas han representado un aumento económico, no es un problema para el comerciante, pues más clientes se acercan al negocio porque coinciden con la idea disminuir el uso de unicel.

“Ya hay quienes traen su tupper, pero a otros se les antoja una quesadilla o un taco, y por las prisas no pueden comerlo en el momento, por eso decidimos usar recipientes biodegradables”, detalló Ignacio.

La medida en los primeros cinco días de su aplicación generó un descontento en cinco de cada 10 clientes, al día 12 de aplicación, sólo dos de cada 10 clientes mostraron descontento. “Inicialmente reclamaron al comerciante por la falta de entrega de bolsas, aunque tras la explicación del comerciante de la aplicación de la ley se aminoró la molestia hacia el negocio que no les proporcionó la bolsa”, expuso la Canacope.

Aunque 98% de los comerciantes no proporciona bolsas de plástico, sólo 18% conoce la Ley de Residuos sólidos. La duda de qué tipo de sanciones pueden ser acreedores permanece.

También desconocen si hay algún tipo de bolsa reciclable que se pueda usar, sobre todo en qué tipo de empaque, envase o envoltura se pueden entregar productos como semillas, cremería y salchichonería a granel, frutas, pollo, carne y verduras, embalaje de productos de importación y exportación y entrega de prendas de tintorería o lavandería.


CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario