Mexicano crea botella 25 veces más biodegradable

Fernando González González, creador de Maka. Foto: Especial

Reducir el tiempo que tarda en desintegrarse una botella de plástico motivó a Fernando González González a crear Maka, empresa de agua embotellada que sus envases se degradan 25 veces más rápido que una botella de PET.

Las botellas diseñadas por el profesor del director de entrada de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, Campus Saltillo está creada con un aditivo orgánico que reduce el tiempo de oxidación del plástico entre dos y seis años.

Somos la única marca de agua en el país que usa este aditivo para reducir el tiempo de degradación; los basureros tienen una alta concentración de bacterias. Al añadir este aditivo, las moléculas del PET se expanden permitiendo la entrada de la bacteria para acelerar el proceso de descomposición”, explicó Fernando González.

Una botella de plástico suele tardar hasta 150 años en desintegrarse y México ocupa el segundo lugar en el consumo de envases de plástico. Según datos de las Naciones Unidas, cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y casi una tercera parte de todos los envases salen de los sistemas de alcantarillado y ocho millones de toneladas acaban en los océanos cada año.

El diseño es único

La parte más compleja, mencionó González, fue el diseño del envase de Maka, que significa “dar” en náhuatl, ya que el equipo de trabajo decidió fabricar desde cero un molde rectangular que los diferenciara de otras marcas.

“Estuvimos cerca de un año a prueba y error de fabricación del molde para obtener el diseño que queríamos; nos interesaba también plasmar el arte mexicano y por ello en la parte posterior del envase vamos cambiamos constantemente los colores y las figuras”, señaló.

En 2019, Maka obtuvo dos premios internacionales por el diseño de sus botellas, compitiendo contra marcas de alimentos y bebidas de todo el mundo: Primer lugar en el Dieline Awards, dentro de la categoría Mejor diseño de botella de agua y segundo lugar al Mejor diseño de empaque, en el Latin American Design Awards.

Actualmente trabajan en conjunto con el movimiento “Hecho con Capacidad”, donde personas con discapacidad intelectual se preparan para realizar trabajos y posteriormente son insertadas en el sector laboral. La empresa distribuye sus productos en estados de la República Mexicana como Coahuila, Nuevo León, Baja California Sur, Querétaro, Guanajuato y Sonora.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario