Sé diferente y llama la atención de tus clientes

Patch Adams, una vida llena de felicidad. Foto: Carlos Ramírez / elempresario.mx

SEMANA PYME 09. Soledad, aburrimiento y miedo, son los problemas que el famosísimo doctor Patch Adams diagnostica como impedimentos para elevar la productividad a la hora de emprender o consolidar proyectos exitosos. Incluye fotogalería

En su conferencia magistral, el famoso doctor Patch Adams explicó en su conferencia magistral que son tres los principales problemas que enfrenta la gente y se disminuye su productividad y su capacidad para emprender y consolidar sus proyectos empresariales: soledad, aburrimiento y miedo, por lo que invitó al auditorio a sonreir más para ser diferentes y llamar la atención de los clientes.

El mundialmente reconocido personaje tras la película homónima con el actor Robin Williams, indicó en su conferencia “Una vida llena de felicidad” que la soledad es un síntoma que ha dañado a la sociedad generando problemas de depresión lo cual merma su productividad.

Otro de los síntomas es el aburrimiento que se refleja en falta de creatividad para poder enfrentar los retos del presente y darle valor a la empresa.

El miedo se refleja en la incapacidad para innovar, punto fundamental para un negocio en vías de crecimiento.

La felicidad, explica Patch Adams, es una celebración de la vida. Ser feliz ayuda a fomentar la comunicación, lo cual se ha perdido en las empresas actualmente debido a que la gente ya no se interesa por las cosas que están a su alrededor.

Vivimos en una etapa de introspección. Es necesario hacer cosas diferentes para poder llamar la atención de los demás.

El uso de la tecnología también es un punto importante para poder mantenerse informado sobre todo lo que acontece en el mundo, las nuevas tendencias y mantener el contacto con otras personas.

Para concluir, Adams indicó que hacen falta más noticias buenas en el mundo. Debemos inclinarnos más por informaciones positivas, ligeras, que provoquen felicidad en la gente y no escandalizar con las desgracias sociales.

[email protected]