3 habilidades que deben tener los líderes de RH para la nueva normalidad

Se deben aprender habilidades para desarrollarse mejor. Foto: Especial

La forma de trabajo de Recursos Humanos (RH) ya no es la misma que años anteriores, ahora se tienen otros procesos, mayor enfoque en otros temas y la gestión con los colaboradores tiene un sentido más humano, por lo que los especialistas del área, deben desarrollar nuevas habilidades, sobre todo ahora en la nueva normalidad, donde la pandemia ha dejado en claro que hay cosas que cambiar en la forma de operar.

Las nuevas aptitudes de los líderes de RH deben posicionarlos como impulsores de desarrollo, compromiso y productividad. Muestra de la importancia de esto es que 60% de los profesionistas considera que deben desarrollar habilidades y competencias críticas, y que eso será prioridad de este año, revela una encuesta realizada por Gartner.

Pero ¿qué deben desarrollar los líderes para lograr una mejor gestión? La Universidad Tecmilenio enlista las siguientes tres habilidades:

Pensamiento innovador

El líder de RH la nueva normalidad debe desarrollar un pensamiento más innovador, que se base en la curiosidad y busque aprender continuamente, pues de esta forma podrá proponer y configurar los espacios adecuados dentro de las organizaciones para que los colaboradores desplieguen sus ideas en un entorno de confianza y desarrollen las habilidades requeridas, reforzando así su compromiso.

Asimismo, cuando los líderes de RH desarrollen mejor este tipo de pensamiento, podrán adoptar mejor la innovación tecnológica y eficientar los procesos de trabajo en la organización.

Pensamiento estratégico

Ahora, las organizaciones requieren líderes que no solo trabajen en la empresa, sino que se conviertan en aliados estratégicos que contribuyan a los logros generales del negocio y aporten cosas nuevas, por lo que el pensamiento estratégico es clave.

Al desarrollar este pensamiento, los líderes podrán aprender mejor las necesidades de los colaboradores, involucrarse en el desarrollo de sus habilidades y áreas de oportunidad.

“El adecuado conocimiento de la organización y sus objetivos a corto y largo plazo, la interacción con la alta dirección, y la comprensión de las personas que conforman la organización; les permitirá influir en el desarrollo de soluciones para atender el rendimiento esperado”, indica Tecmilenio.

Comunicación efectiva

Todo buen líder debe tener bien desarrolladas sus habilidades de comunicación, pues así se podrán emitir mensajes claros y efectivos tanto para los colaboradores como altos mandos.

Un líder que no sabe comunicarse está destinado a fracasar y conducir a los equipos de trabajo a la decepción, y muestra de ello es que una organización con mala comunicación puede tener un costo de 62.4 millones de dólares al año, indica el estudio El costo de las malas comunicaciones.

“Los colaboradores tienen expectativas de comunicación y cuando no se cumplen o no ven valor y significado en sus tareas cotidianas pueden sentirse desmotivados. La mala comunicación puede reducir la motivación y el compromiso, lo que conduce a tasas altas de ausencia y reducción del esfuerzo”.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario