4 claves para implementar modelos de trabajo híbridos exitosos

Al menos, 3 de cada 10 empresas lo dejará de forma permanente. Foto: Especial

La pandemia obligó a cambiar el trabajo físico por uno en casa con el fin de protegerse del virus del Covid-19, lo que ha generado buenos resultados motivando a las empresas a dejarlo de forma permanente o en todo caso, crear un modelo híbrido, con sesiones laborales en casa y otras en oficinas.

Muestra de la importancia del teletrabajo es que se elaboró la Norma Oficial Mexicana (NOM) para definir las responsabilidades de los patrones en materia de salud y seguridad de los empleados, pero desafortunadamente solo 20% de las empresas están preparadas para el teletrabajo, según una encuesta de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Ante la importancia de este modelo de trabajo, tres de cada 10 empresas están adoptando un esquema híbrido, indica Manpower Group, pero ¿qué se debe tener en cuenta para que la implementación sea exitosa y se mantenga ahora en la era post covid?

Por ello, frog, firma de diseño e innovación estratégica, enlista los cuatro puntos indispensables para crear un modelo de trabajo híbrido exitoso.

Mantener la cultura organizacional y reforzarla

No importa si los colaboradores están en la oficina o casa, los valores y principios de la organización deben mantenerse y reforzarse.

En este sentido, siguen siendo válidos los códigos de conducta, sanciones, políticas de inclusión, respeto y seguridad.

Promover el bienestar

Uno de los temas que cobraron relevancia en la pandemia es el del bienestar laboral, el cual antes no era abordado tanto por las empresas pero que ahora es indispensable para que se pueda tener un adecuado crecimiento, ya que permite tener a empleados sanos, plenos y más productivos e innovadores.

Para ello, cuando se trabaje en las oficinas, hay que adecuar el espacio con luz natura, centros de descanso, espacios amplios y garantizando la seguridad contra Covid-19 y manteniendo una adecuada limpieza.

A la distancia, se debe trabajar en programas que ayuden a la relación como meditación, implementar el horario flexible (en ambas modalidades), dar acompañamiento, respetar el tiempo de desconexión y no cargar de trabajo o irrespetar los horarios de trabajo solo porque se está en casa.

A la vez, hay que crear un sistema adecuado de comunicación entre todos los colaboradores para que nadie se sienta excluido.

Descentralizar el lugar de trabajo

Es momento de dejar de pensar que la cultura laboral gira en torno a un espacio físico. Hoy en día, se debe evaluar si los espacios físicos son relevantes tal y cómo están.

Es pertinente reconfigurar los espacios que no son utilizados, optimizar los que resultan redundantes y convertirlos en lugares que respondan a nuevas oportunidades de negocio o que sean de utilidad para la comunidad.



Aprovechar la tecnología

Hay que hacer uso de todas las herramientas tecnologías que permitan el trabajo tanto físico como remoto, así como para lograr interacciones entre los equipos de trabajo.

Las organizaciones que tengan espacios de trabajo seguros, flexibles, inclusivos y eficientes durante estos tiempos y posterior a la pandemia, serán aquellos que resuelvan el problema de manera holística y sistemática, lo que les permitirá cosechar los beneficios del trabajo híbrido.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario