Bienestar laboral se posiciona como prioridad en nueva normalidad

El cuidado de la salud mental ha cobrado mayor importancia. Foto: Especial

Una de las mayores lecciones que ha dejado la pandemia es la atención que se debe poner en la salud de los colaboradores, no solo a nivel físico sino emocional, que se trabaje en el bienestar integral, pues de esta manera tendrán una mejor calidad de vida lo que se traduce en una mejor calidad de vida laboral.

Por ello, en la “nueva normalidad” y ante el regreso al trabajo en oficinas, muchas empresas han enfocado sus esfuerzos en el bienestar de sus colaboradores.

Una de las formas de lograrlo es con la NOM035 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que tiene como objetivo identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, la violencia laboral, así como promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo.

“Los programas de bienestar empresarial han tomado más relevancia a partir del paulatino regreso del personal a los espacios de trabajo. Las empresas están apostando al correcto cuidado físico y emocional de sus empleados después de un periodo complicado como lo fue el confinamiento a raíz de la actual pandemia por COVID 19”, comenta Guadalupe Zavala, Socia Fundadora de Creative Queens Agency, Agencia especializada en soluciones, profundas y creativas, de comunicación y marketing con impacto social y medioambiental.

De acuerdo con datos de la STPS, 11% del gasto destinado a la atención de discapacidades laborales se relaciona con trastornos mentales, dejando pérdidas anuales de 16,000 millones de pesos en las empresas por problemas asociados al estrés, fatiga crónica y ansiedad, un porcentaje que podría subir a 15% en los próximos años. A nivel mundial, se habla de que la siguiente pandemia será la salud mental, de ahí la importancia de trabajar en la salud mental de los colaboradores.

“En cuestión del bienestar para los empleados, el reto para las empresas es que los directivos estén convencidos de la importancia de un programa de este tipo. Cuando los directivos coloquen al capital humano como el engrane más importante que puede haber a nivel empresarial, van a enfocar los recursos y las herramientas necesarias para darles la atención y recursos que se requieren, beneficiando directamente a la empresa con el incremento en una productividad generalizada” comenta Gina Rodríguez Madrid, Directora de Atha Bienestar.

Cómo trabajar en la salud mental

Gina y Guadalupe consideran que la clave está en crear un programa de equilibrio, mezclando la salud física, emocional, laboral, familiar, social y mental.

A través de su programa Happy Teams, trabajan en dichas áreas que incluyen actividades recreativas, talleres, meditación, atención a la desmotivación, depresión, fatiga, entre otros elementos.

Crear un programa que abarque estos pilares permitirá a las organizaciones mejoras en la cultura laboral, disminución del ausentismo y rotación de personal, aumento de productividad y motivación del empleado, ayuda en el reclutamiento de la empresa, posicionamiento más competitivo de la empresa, mejor reputación de marca y cumplimento de normas y objetivos de responsabilidad de la empresa.

“Este tipo de salarios emocionales son estratégicos para las empresas en estos momentos; su relevancia radica en lograr colaboradores altamente comprometidos para así garantizar una operación y logro de metas exitosos”, concluye las especialistas.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario