Cómo monitorear el trabajo sin caer en una vigilancia excesiva

Supervisa el trabajo de forma prudente. Foto: Especial

¿Cuántas veces al días tomas tu celular?, ¿Cuántas horas pasas frente a ala computadora? Seguro no tiene un conteo preciso, pero si estas en uno estas en el otro. La pandemia y el teletrabajo intensificaron el uso de herramientas tecnológicas.

En este panorama surge la preocupación sobre cómo gestionar a unos empleados cada vez más conectados y los principales temores de las empresas pueden traducirse en la imposibilidad de monitorear el trabajo, labores, proyectos o dificultades para llevar a cabo las tareas así como la fuga de información sensible por el incremento de herramientas digitales. Además, existe un temor a la procrastinación, falta de concentración y retrasos en entregas, destaca Meta4 A Cegid Company.

Aunque las herramientas digitales permiten a los directivos monitorear las acciones de sus equipos, un mayor control, puede tomarse como vigilancia excesiva a los colaboradores, trayendo graves consecuencias, tanto para la empresa como para los empleados.

Por un lado, los empleados se pueden sentir excesivamente supervisados y frustrados en su trabajo, con falta de autonomía, pérdida de motivación, disminución de su implicación con la empresa, sensación de vivir en un ambiente perjudicial, miedo a tomar iniciativas, e incluso, deseo de abandonar la empresa poniendo en riesgo todo plan de retención de talento que la compañía esté realizando.

Asimismo, la empresa experimentará una disminución en la productividad y su imagen de marca se resentirá, pudiendo repercutir negativamente en su operación y productividad, así como en la contratación de nuevo talento, debido a su reputación.

Pero ¿cómo se logra un equilibrio entre confianza y supervisión del trabajo? Algunas medidas para eliminar situaciones de bloqueo y evitar la sensación de vigilancia son:

1. Protegerse de los riesgos asociados a las herramientas digitales, como ataques informáticos, o el acceso a los servicios de la empresa, mediante sistemas de doble autenticación, así como sensibilizar a los empleados con respecto a los riesgos en contraseñas, piratería informática, e intentos de phishing.

2. Supervisión del trabajo de forma prudente, como tiempo libre en casos de teletrabajo, la utilización de una red social corporativa, favorecer el apoyo frente a la desconfianza. Así como comentarios o feedbacks periódicos sobre el progreso de las tareas y los debates de la organización del trabajo.

Es muy importante ser conscientes de que una de las ventajas de la tecnología es facilitar y mejorar procesos, y que en casos como el planteado, el uso de herramientas que permiten hacer un seguimiento del trabajo de forma eficaz y razonable para trabajar en equipo y visualizar la evolución de los proyectos, así como definir prioridades y asignaciones, sin lugar a duda ayudará a mejorar la gestión y relación con los colaboradores, y se reflejará en los resultados de la compañía

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario