Empresas redoblan esfuerzos en estrategias de resiliencia

Los lideres y el talento deben aprender a coexistir no solo con la pandemia, sino con escenarios de disrupción. Foto: Especial

Entre las prioridades están: la atención al cliente, innovar y mantener vivo el negocio, debido a que deben adaptarse a una realidad cambiante.

Hace dos años, el mundo enfrentó uno de los mayores retos de la historia y que a la fecha, no ha terminado: la pandemia del Covid-19, en donde las empresas de todos los sectores, han sido de las principales afectadas; por el paro de labores, reducción de personal y de ventas. Esto obligó a redefinir los objetivos del negocio y crear estrategias de resiliencia para lidiar en la crisis y a su vez, prepararse para nuevas amenazas.

“Hemos pasado de un periodo de incertidumbre a uno de resiliencia. Debemos aprender a coexistir no solo con la pandemia, sino con escenarios de disrupción permanente, ya sea por eventos naturales o por la innovación constante. Las organizaciones deben encontrar la manera de operar, cambiando el concepto de nueva realidad por el de realidad cambiante”, explicó Ricardo Delfín, socio líder de clientes y mercado de KPMG en México y Centroamérica, durante la presentación del estudio Perspectivas de la Alta Dirección en México 2022. Resiliencia ante la incertidumbre.

Detalló que ante los estragos que ha dejado la pandemia en los negocios, la innovación y transformación han cobrado relevancia en las organizaciones, porque aunque siempre han estado en la agenda, ahora crecieron más, se debe trabajar con mayor rapidez, sobre todo porque los hábitos de consumo cambiaron radicalmente al igual que los modelos de negocios, lo que conduce a crear estrategias de resiliencia.

En este sentido, Gerardo Rojas, socio líder de asesoría de KPMG para México y Centroamérica, manifestó que para la alta dirección de las empresas, el objetivo principal de contar con estrategias de resiliencia es asegurar la permanencia del negocio con 65%, cuando antes de la pandemia no era una prioridad.

Asimismo, destaca el incrementar las ventas y productividad con 62% (que ocupaba la prioridad máxima en 2021), y mejorar la experiencia del cliente con 56% y desarrollar nuevos productos o servicios con 50 por ciento.

Sobre quienes están preparados, 25% afirmó tener un nivel de madurez alto o ya han internalizado la innovación como parte de su ADN, lo que deja a 75% con una importante área de oportunidad.

“Esto nos habla de la evolución que ha tenido el concepto de innovar dentro de la estrategia empresarial. Se está innovando, a últimas fechas, para sobrevivir, lo que no es el mensaje más adecuado para más adelante”, dijo.

Factores de transformación

Para lograr una adecuada transformación y que la estrategias de resiliencia sea efectiva, se requiere de varios factores, principalmente, internos que van del talento laboral a la cultura empresarial.

Muestra de ello es que 71% de las organizaciones asegura que para transformarse es necesario el involucramiento de la alta gerencia.

“No es posible generar un ADN en este sentido si no está vigilado y sobre todo guiado, por parte de la alta dirección en todos los niveles de las compañías”, mencionó Rojas.

Otro de los pilares que se deben trabajar es el capital humano y la cultura empresarial, que también cambiaron drásticamente en los últimos dos años, ya que el talento requiere de un modelo transformacional para operar.

Ante esto, Delfín indicó que para este año, 49% de las empresas tendrá a la mayoría de los colaboradores trabajando en las oficinas; 28% tendrá a una gran parte trabajando vía remota; 19% tendrá trabajo 100% presencial y solo 4% un modelo remoto completo.

Sobre la forma de operar de la organización, 57% de las empresas implementó un modelo híbrido de trabajo; 21% seguirá laborando con el modelo desarrollado en la pandemia; 18% volvió a trabajar como antes y 4% creará nuevas alianzas estratégicas de negocio.

Respecto a la cultura organizacional, 84% piensa que adaptar la cultura organizacional a la disrupción constante es una oportunidad.

En este sentido, 78% tiene interés de tener talento laboral de diferentes generaciones; 77% quiere maximizar los beneficios para el personal y modificar la estructura organizacional para atender la nueva realidad del trabajo; 74% adaptará la infraestructura de mobiliario y Tecnologías de la Información, y 67% garantizará la salud de los colaboradores.

infograf-a-resiliencia

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario