Internacionalización, el nuevo perfil que requieren los egresados de derecho

La formación del abogado debe responder a las necesidades de las multinacionales. Foto: Especial

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, donde las empresas buscan expandir el negocio a nuevos países y ante este panorama, se requiere de profesionales en derecho que se adapten a esta nueva realidad y tengan los conocimientos necesarios para ejercer, prácticamente desde cualquier latitud.

“Vemos que en los despachos de abogados y accesorias jurídicas de empresas que contratan a abogados, cada vez tienen más sedes en diferentes países, forman alianzas globales y multinacionales, y eso ahonda en la profesión de la abogacía más global, porque da respuesta a las necesidades de los clientes que son más internacionales”, destaca en entrevista con El Economista, Soledad Atienza, decana de IE Law School.

Es decir, la formación del abogado debe responder a las necesidades de las multinacionales y de pequeñas y medianas empresas que exportan y requieren asesoría jurídica.

“Se requiere la internacionalización de la abogacía porque los clientes, negocios y transacciones son internacionales”.

Cómo formar estos profesionales

Para ofrecer una formación jurídica internacional es necesario crear acuerdos con instituciones académicas en diferentes países y armar programas en conjunto a fin de que los estudiantes adquieran los conocimientos y la formación que les permita, no solo conocer las leyes de cada país, sino ejercer en ellos.

Por ello, el IE Law School y la escuela de Derecho del ITAM firmaron una alianza sobre un programa doble para que los egresados ejerzan tanto en España y en México.

“Va mucho más allá de un intercambio o prácticas, es un programa doble entre dos instituciones académicas a las que nos une la vocación de formar abogados globales”, precisa Atienza.

Los primeros tres años se realizan en España y los dos últimos en México y los regresados salen con grado en derecho comparado.

Formación digital y multidisciplinaria

Atienza precisa que la digitalización juega un papel importante en la formación de los abogados.

Herramientas de análisis de datos para revisar sentencias y jurisprudencias, así como sistemas de Inteligencia Artificial para analizar documentación y contratos, facilitan la labor de los abogados y les permite “tomar decisiones y dedicar tiempo a dar soluciones jurídicas”.

Señala que actualmente se necesita que los abogados tengan una formación multidisciplinaria, por ello muchos abogados recurren a la formación en administración de empresas, economía, relaciones internacionales o ciencias políticas, “que les permite tener una visión más allá de la visión jurídica”.

soledad-atienza

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario