Necesario diálogo social para recuperación de empleo sostenible

Se requiere una política firme basada en el diálogo social. Foto: Especial

Después de que la pandemia matara a millones de empleos en México, ahora la estrategia debe encaminarse a una recuperación sostenible, en donde se reincorporen tanto quienes quedaron desempleados como jóvenes que comienzan su vida laboral. Para ello, se requiere un diálogo social entre las diferentes áreas de producción.

Durante el Foro Laboral organizado por la Coparmex, en donde se abordó la temática “Perspectivas y retos globales en una economía de pandemia”; especialistas expusieron que desde 2020 se han vivido grandes desafíos “pero también la pandemia mostró nuevas oportunidades que deben ahora explorarse en vías de lograr una recuperación sostenible y centrada en las personas”, dijo Pedro Américo Furtado, director de la oficina de países de la OIT para México y Cuba.

Tras señalar que se perdió casi 9% del total de horas de trabajo, “eso es equivalente a las horas trabajadas durante todo un año por 255 millones de trabajadores, con un trabajo de tiempo completo”; expuso que la respuesta más eficaz ante el desafío de una crisis siempre es el diálogo social.

Durante su participación Fernando Yllanes, representante laboral, presentó el llamamiento que hizo la Organización Internacional del Trabajo para avanzar en la recuperación laboral pero con trabajo decente, “sin una acción concertada de los gobiernos estos efectos diferenciales se dejarán sentir mucho después del fin de la pandemia y tendrán profundas repercusiones en la consecución de la justicia social y el trabajo decente para todos, incluido el empleo pleno, productivo y libremente elegido, y revertirán todavía más los logros y socavaron los progresos hacia la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible”.

Agregó que se tiene que cumplir con el empleo decente “porque tarde o temprano, si no lo hacemos, vamos a pagar los platos rotos a mayor costo y con un daño humanitario”.

En ese sentido, dijo que para hacer frente a los enormes impactos que ha generado la pandemia en el mundo, “ante el contexto de incertidumbre respecto a la recuperación económica y laboral, es indispensable que los gobiernos y los actores sociales del mundo del trabajo establezcan como resultado del diálogo social, programas que estimulen la economía y el empleo, apoyen a las empresas y los ingresos de los trabajadores.

Es necesario generar estímulos fiscales, financieros y condiciones propicias para la inversión, la generación de empresas sostenibles y como consecuencia más y mejores empleos”.

Por su parte, Óscar Martínez Treviño reconoció que este 2021 “ya estamos en proceso de recuperación (de empleo), desafortunadamente no se está haciendo a los niveles y a la velocidad que se requiere. A septiembre de 2021, solo se ha recuperado el 98% de los empleos formales entre marzo y julio de 2020 (1 millón 117,584 empleos perdidos). Están pendientes los empleos que debieron de haberse creado para incorporar a jóvenes que entran al mercado laboral”.

En el foro virtual, concluyeron que se tienen que gestionar los cambios a partir de una política firme basada en el diálogo social.

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez / El Economista