CoDi, el aliado de restaurantes durante la reactivación

Los meseros pueden generar el código QR desde la tablet y los clientes pagar desde su celular. Foto: Especial

La plataforma de Cobro Digital, CoDi, lanzada por el Banco de México lleva casi dos años en el mercado y aunque su adopción no ha sido la esperada, es una buena aliada para las pequeñas y medianas empresas (pymes), sobre todo porque evita el contacto físico y no se cobra comisiones.

De acuerdo a datos de Banxico, a inicios julio habían 9.6 millones de cuentas validadas y 2.57 millones de transferencias realizadas, números menores a los que se proyectaron existiría un año después de su lanzamiento, en 2019, que contemplaba la existencia de 18.1 millones de usuarios y 28 millones de transacciones.

Sin embargo, a inicios de la pandemia CoDi tuvo un crecimiento significativo, “el volumen de transacciones se aceleró y el valor de pago promedio aumentó en casi 35% respecto a los niveles prepandémicos” de acuerdo con analistas del Banco de Pagos Internacionales.

Aunque con el cierre de negocios el uso de CoDi se detuvo, ahora, es una herramienta que le puede dar valor a las pymes, sobre todo a los restaurantes porque se evita el contacto físico, lo cual ayuda a prevenir contagios de Covid-19

El evitar el contacto físico no es el único benéfico de la plataforma, entre las ventajas que pueden tener los pequeños negocios está el que la plataforma no cobra comisiones, situación que si pasa con las terminales punto de venta o tarjetas bancarias, comisiones que pueden representar el dos o tres por ciento.

También le da seguridad al negocio, porque se libra de contracargo, que es un riesgo implícito cuando se paga con tarjeta bancaria, debido a que el cliente puede desconocer la transacción.

“Con CoDi se hace una transacción que el comensal está realizando de manera directa desde su banca, te deja libre de ese riesgo”, comenta en entrevista Guillermo Mantilla, director comercial para National Soft.

Precisa que también se tiene disponibilidad del dinero inmediatamente, a diferencia de cuando se usa tarjeta de crédito o débito, que permite disponer del dinero en un periodo de 24 a 48 horas. “El dinero se transfiere de cuentas inmediatamente, por lo cual el negocio dispone del dinero en ese momento”, precisa Mantilla.

Del lado del comensal, se le brinda mayor seguridad porque no está en contacto con una terminal y por medio de su celular realiza la transacción, evitando la posibilidad de clonar su tarjeta bancaria.

Guillermo destacó que aún se está en la etapa de evangelización, de que tanto empresarios como clientes conozcan los beneficios de CoDi. “Ahí es donde tienen que jugar todos, Banxico, la banca y desarrolladores, para impulsarlo”.

Al respecto destaca que se requiere que los sistemas de administración de negocios incorporen CoDi, porque si se maneja como sistema externo, es decir, solo un apartado en la banco, la evangelización tardará más. Por ello Soft Restaurant permite que los meseros reciban el pago de sus clientes generando electrónicamente el código QR desplegado en la pantalla de sus tablets y el comensal desde la aplicación de su banco de preferencia podrá acceder a la opción de CoDi, escanear dicho código y pagar.

Además los restaurantes pueden acelerar el proceso de atención, atender a más clientes, brindar mayor seguridad, llevar la administración del negocio y reportes en una misma plataforma.

Aunque los negocios aún evitan usar CoDi por el temor a la fiscalización, Mantilla señala que es un tema que está implícito y que no se puede eliminar del radar; sin embargo, “vemos que es un tema que pasa a un segundo plano cuando entiendes que el no aceptar un pago electrónico significa que venda menos, porque el consumo de un cliente puede variar si no aceptas tarjetas”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario