Más productividad a través de la virtualización

El desarrollo de la industria de las tecnologías de información (TI) avanza a pasos agigantados. Cada vez es más frecuente encontrar equipos más robustos, que en muchos casos son subutilizados, afirma José Luis Chiquete, vicepresidente de Estándares y Normatividad de AMESOL.

Una pequeña o mediana empresa (pyme) debe invertir entre 10,000 y 30,000 pesos para adquirir tecnología, sin embargo, una vez que tiene el equipo no necesariamente lo explota en su totalidad ya que la capacidad utilizada en ambientes empresariales oscila entre 5 y 40%, señala un estudio de Novell.

"El hardware ha avanzado mucho respecto al software. Tenemos equipos que pueden estar sobrados para cierto tipo de tecnología", advierte el experto.

Uno para todos
Para aprovechar los recursos, Chiquete propone utilizar la virtualización.

Esta no es más que lograr que en un mismo equipo corran varios procesos y sistemas operativos aprovechando así toda la capacidad.

"El chiste de la virtualización es que al mismo tiempo sin tener que apagar o prender la computadora puedas tener corriendo sistemas distintos que están aislados unos de otros, sobre la misma máquina usando los mismos recursos", explica.

"Así, en lugar de comprar cinco computadoras, compras una de muy buen nivel y rendimiento y puedes meter distintos sistemas operativos en la misma máquina y aprovechar la capacidad del equipo de computo", agrega.

Al utilizar la virtualización, una pyme no tendría que gastar tanto en servidores e infraestructura, tendría una sola máquina con distintas plataformas corriendo al mismo tiempo y ahorraría espacio, energía y recursos en mantenimiento.

"La virtualizacion significa ahorro", insiste el entrevistado, sin embargo, tan sólo 5% de las pymes aplican este tipo de estrategias en México, concluye.

En el marco de Linux World México, a celebrarse del 27 al 29 de febrero en centro Banamex, se realizarán distintas conferencias y asesorías para dar a conocer este tipo de estrategias.
visite: www.www.linuxworldexpo.com.mx
[email protected]

CRÉDITO: 
Marisol García Fuentes